El Congreso traslada a su comisión de "auditoría de calidad democrática" el caso del "tránsfuga" de Guillena

Acto del PSOE de Sevilla en Guillena
EUROPA PRESS/PSOE DE SEVILLA
Publicado 26/05/2017 13:31:24CET

GUILLENA (SEVILLA), 26 May. (EUROPA PRESS) -

El Congreso de los Diputados ha trasladado a su comisión de "auditoría de la calidad democrática, lucha contra la corrupción y reformas institucionales", la solicitud promovida por la plataforma de Guillena (Sevilla) que reclama la renuncia al acta del concejal Javier Pisonero por un presunto caso de "transfuguismo", y que el socialista Lorenzo Medina dimita como alcalde al revalidar el cargo precisamente gracias a dicho edil, para que el caso sea analizado en el seno de la comisión de seguimiento del denominado como pacto contra el transfuguismo.

El mencionado colectivo había elevado a la Comisión de Peticiones del Congreso un escrito, exponiendo la "fractura social y ruptura política" que vive Guillena desde que arrancase el vigente mandato, marcado por la maniobra del concejal Javier Pisonero, que en contra de las directrices de su asamblea de Sí Se Puede, apoyó la reelección como alcalde del socialista Lorenzo Medina, cuando la formación morada y el resto de fuerzas ajenas al PSOE promovían un gobierno alternativo.

Por ello, esta plataforma de la que forman parte vecinos y miembros de las fuerzas de oposición solicitaba "la puesta en funcionamiento de la comisión de seguimiento del Acuerdo sobre un Código de Conducta Política en relación con el transfuguismo en las Corporaciones Locales", para que el caso de Guillena sea sometido "a la comisión de expertos".

Merced a dicho escrito, recibido por la Comisión de Peticiones de la Cámara Baja, media una carta de contestación del Congreso de los Diputados a la plataforma promotora de la iniciativa. En dicho escrito de respuesta, sellado el pasado miércoles y recogido por Europa Press, el Congreso expone que la Comisión de Peticiones tomó "conocimiento" del asunto en su sesión del pasado 16 de mayo, decidiendo trasladar la petición a la comisión de auditoría de la calidad democrática, lucha contra la corrupción y reformas institucionales, "para su valoración".

EL "TRÁNSFUGA" DE GUILLENA

En Guillena, un municipio gobernado durante más de 30 años por Justo Padilla y después regido por su sucesor, el socialista Lorenzo Medina, las elecciones municipales del 24 de mayo de 2015 se saldaron con una nueva victoria del PSOE, que no obstante obtuvo ocho concejales, uno menos de la mayoría absoluta. IU-CA, de su lado, obtuvo cuatro, el PP tres y dos la agrupación electoral Guillena Sí Se Puede, promovida por Podemos.

Medina, entonces aspirante a la reelección por el PSOE pero despojado de la mayoría absoluta, había dicho a Europa Press antes de la sesión de investidura que IU-CA, el PP y Guillena Sí Se Puede negociaban un "entendimiento" para arrebatarle el poder, extremo finalmente abortado al votar uno de los dos concejales de Guillena Sí Se Puede a favor de la candidatura del PSOE, por lo que Medina se proclamó alcalde de nuevo, en contra del pacto alcanzado entre las citadas fuerzas.

El voto de Javier Pisonero en contra del acuerdo de la asamblea de Guillena Sí Se Puede y a favor del PSOE, así, posibilitó que Lorenzo Medina conservase la Alcaldía, si bien despertó una cruda controversia en la que no pocas voces acusan al PSOE de "comprar" la voluntad de este concejal, toda vez que los socialistas lo niegan y defienden que Pisonero ha actuado por "decisión personal".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies