El empresario asaltado en un chalé de Mairena del Aljarafe identifica a tres de los imputados, que están en prisión

Publicado 22/03/2018 13:23:15CET

SEVILLA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El empresario que fue asaltado el pasado mes de diciembre en su chalé de la urbanización Las Tinajas, ubicada a las afueras de Mairena del Aljarafe (Sevilla), en la carretera A-8055 que conecta este municipio con Almensilla, y en el que murió un atracador por disparos de los agentes de la Guardia Civil, ha identificado este jueves a tres de los cuatro imputados por estos hechos, precisamente los que están en prisión.

La juez de Instrucción número 8 de Sevilla ha citado este jueves como perjudicado al empresario, quien ante la magistrada Patricia Fernández Franco ha ampliado su primera declaración en sede judicial y ha identificado mediante fotografías a los tres imputados por los hechos investigados que se encuentran en prisión provisional, comunicada y sin fianza, según han informado a Europa Press fuentes del caso. En este sentido, cabe recordar que, a raíz de la declaración de estos detenidos, se procedió a la detención de una cuarta persona, que no está en prisión.

El empresario, según las citadas fuentes, ha insistido ante la juez en que los implicados en el asalto ascienden a un número de "entre ocho y diez personas", que llegaron en tres coches al chalé. Además, ha ampliado su primera declaración ante sede judicial, realizada al día siguiente de los hechos, identificando a los tres detenidos en prisión y señalando la participación de cada uno de éstos en el asalto.

Así, ha indicado que uno de ellos le colocó la bolsa en la cabeza; otro de los imputados, detenido días después del asalto en Palomares, "le cogió por la espalda y le colocó las bridas en las manos"; y un tercero que fue "menos violento" y que en su declaración llegó a pedir "disculpas".

En este sentido, hay que recordar que el juzgado en funciones de guardia ordenó el ingreso en prisión de los tres arrestados por hechos que podrían ser constitutivos de, entre otros, delitos de robo con violencia, detención ilegal, lesiones y usurpación de funciones, ya que se hicieron pasar por agentes de la Benemérita. A éstos, posteriormente, la juez de Instrucción número 3 les ha imputado un delito de falsedad y otro de robo de uso de vehículo, después de que se haya comprobado que un vehículo empleado para desplazarse al chalé había sido denunciado como sustraído. Además, al turismo se les había manipulado las placas de matrícula.

Las citadas fuentes han señalado uno de los detenidos negó en su declaración que estuviera en el chalé, mientras otro de ellos, el que está en libertad en estos momentos, afirmó que a la hora de los hechos estaba en el médico, por lo que "no participó en absoluto".

De otro lado, el empresario, según las citadas fuentes, ha sufrido recientemente un infarto, por lo que en la mañana de este jueves ha pasado por el médico forense del juzgado para su observación médica.

LOS HECHOS

La investigación, que instruye el Juzgado de Instrucción número 3 de Sevilla, sigue abierta, a la espera de la práctica de dos pruebas "determinantes", según han resaltado fuentes del caso a Europa Press. En concreto, el registro de llamadas de los móviles intervenidos y un barrido de llamadas en un perímetro delimitado del chalé entre las 08,00 y las 10,15 horas, cuando se produjo el asalto.

Todo comenzó cuando un vecino de la urbanización alertó alrededor de las 9,00 horas a los servicios de emergencia de que había visto a dos individuos saltando la tapia de un chalé de dicha zona. Hasta dicho chalé acudieron una pareja de agentes de la Guardia Civil y otra pareja de funcionarios de la Policía Local de Mairena del Aljarafe. Los agentes accedieron al interior de la vivienda, sorprendiendo en ella a tres individuos encapuchados y ataviados con chalecos de la Guardia Civil.

SIMULARON SER GUARDIAS CIVILES

El caso es que al descubrir a estos hombres en el interior de la vivienda, los agentes les reclamaron que se identificasen y los mismos respondieron que eran agentes "de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Sevilla", extremo que no convenció a los funcionarios. Precisamente por ello, los agentes reclamaron a los encapuchados que revelasen su verdadera identidad, momento en el que uno de ellos habría desenfundado un arma y habría llegado a encañonar a los agentes.

Ante esta situación, uno de los guardias civiles disparó contra este hombre, que falleció por impacto de bala. El finado es un exagente del Instituto Armado que fue condenado por robo y expulsado del cuerpo. Estuvo destinado en la Policía Judicial de Carmona, de ahí que tuviera los petos oficiales.

Los agentes intervinieron a este grupo de asaltantes varias armas de fuego y al menos una de ellas sería real. La Guardia Civil detuvo a estas tres personas, una de ellas "fuera de la vivienda".

HABRÍAN "GOLPEADO" AL DUEÑO DE LA VIVIENDA

Los autores del intento de robo habrían "golpeado" al empresario dueño de la vivienda y a uno de los dos empleados del servicio de mantenimiento de la parcela que habrían acudido al inmueble, coincidiendo con el intento de atraco.

Así lo manifestó a los medios de comunicación Manuel Fernández Osuna, abogado de la familia que habita este chalé. Según el letrado, el propietario es un empresario del sector textil que, en el marco del asalto, habría sido "golpeado" por los autores del intento de atraco. El abogado, no obstante, precisó que el empresario "se encuentra bien dentro de lo que cabe", aunque "bastante preocupado" y afectado por el alcance de los acontecimientos.

El intento de asalto habría coincidido además con la llegada de dos empleados del servicio de mantenimiento de la parcela donde se ubica el chalé, según el abogado, quien detalló que uno de estos trabajadores también habría sido "golpeado" por uno de los presuntos atracadores, aunque sólo habría sufrido lesiones "leves".