IH Cantabria desarrolla herramienta para simular acumulación de basuras marinas en estuarios

Demostración sobre la bajada de residuos por el cauce de un río en IH Cantabria
EUROPA PRESS
Publicado 19/12/2017 14:35:00CET

Mayor probabilidad de acumulación se da en zonas altas y 80% de los residuos son de origen terrestre, sobre todo plásticos y sanitarios

SANTANDER, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria (IH Cantabria) ha desarrollado una herramienta de modelación que permite simular las zonas de los estuarios y marismas donde hay mayor probabilidad de que se acumulan las basuras marinas, que suelen ser las "zonas altas".

Esta herramienta se ha desarrollado en el marco del proyecto CleanLICs, financiado en la convocatoria de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) y Ecoembes para la lucha contra las basuras marinas.

El catedrático de Ingeniería Hidráulica de la Universidad de Cantabria (UC) e investigador del IH, José Antonio Juanes, y el corresponsable del proyecto, Andrés García, han dado a conocer los resultados del proyecto este martes en una rueda de prensa.

Tras un año de trabajo, el proyecto CleanLICs 'Modelado de las zonas de acumulación de basuras marinas en lugares de importancia comunitaria (LIC) en el litoral de Cantabria' ha concluido con la creación de esa herramienta de simulación que permite determinar la distribución espacial de los residuos en los estuarios, marismas o sistemas dunares.

Los modelados se han realizado tomando como referencia los estuarios de la ría del Pas, en su desembocadura en las dunas de Liencres; el del Miera, con la ría de Cubas en su desembocadura en el sistema dunar de Somo; y las Marimas de Santoña, todos pertenecientes a la Red Natura 2000.

En estos lugares, se han realizado salidas para recoger y caracterizar los diferentes residuos acumulados en sus diferentes niveles y se han analizado y condensado la información hidrodinámica (a 36 eventos en un día y a 64 en 15 días), para luego hacer modelos que permitan conocer "cómo se mueven y dónde acaban las basuras marinas, principalmente los plásticos", ha indicado Juanes.

"Desde un punto de vista teórico, se ha simulando como se mueven las partículas plásticas vertidas en esos espacios y se ha analizado su efecto sobre los hábitats de la Red Natura 2000 y los problemas que generan en esas zonas de interés prioritario", ha manifestado.

Estos trabajos los han realizado dos grupos de investigación del IH, el de Ecosistemas Litorales y el de Modelado de Océanos, Estuarios y Calidad de las Aguas, y han concluido con la creación de esa herramienta de modelado que indica dónde acabarán los residuos en función del lugar del estuario donde se viertan.

Esta herramienta, cuyos detalles ha explicado García, es "preliminar, un primer pasoa la hora de disponer de un modelo que permita definir de una forma precisa cuáles son las zonas donde existe más probabilidad de que se depositen las basuras marinas".

No obstante, con ella ya se han llegado a algunas conclusiones, como que los principales focos de las basuras marinas son las dársenas portuarias, deportivas, playas, zonas de tráfico marino, las estaciones depuradoras de aguas residuales y la propia cuencia fluvial.

Según han señalado Juanes y García, los residuos de esos focos tienen "tendencia mayor a acumularse" en zonas donde hay cambios de dirección de las corrientes, es decir, en las curvas, o en zonas de playas. "La mayor probabilidad ocurre en las zonas altas de las marismas, no las próximas al agua", y el 80% de los residuos tiene origen terrestre y su mayoría son elementos plásticos y sanitarios.

En cualquier caso, los dos investigadores han confiado en que, en el futuro, esta herramienta y su modelado se puedan "afinar más" y permitan saber dónde se acumulan diferentes tipos de partículas, desde botellas de plástico hasta bastoncillos o pellets.

Además, en colaboración con Ecoembes, se han realizado jornadas de sensibilización y talleres con escolares y actividades de concienciación y de retirada de residuos en los estuarios. Y es que, según ha destacado Juanes, hay que concienciar a la población y a sectores como el pesquero o industrial sobre "el destino que tienen muchos elementos que utilizamos en el día y día".

Tras explicar los resultados del proyecto CleanLICs y, aprovechando una estructura en la que simulaba el río Danubio, investigadores del IH Cantabria han realizado una demostración sobre cómo la corrientes de los ríos arrastran los residuos y como éstos se van quedando acumulados en determinados lugares.

ofrecido por
gobierno Cantabria