Andarivel reclama de nuevo frente al ICASS mejoras en la Renta Social Básica

Concentración de Andarivel frente al ICASS
ANDARIVEL
Publicado 24/04/2017 16:41:13CET

SANTANDER, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El colectivo Andarivel ha vuelto a protagonizar este lunes una concentración frente a la sede del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) para reclamar un aumento en la cuantía de la Renta Social Básica (RSB), que actualmente está en 426 euros y pide que sea mayor que el umbral de la pobreza (894 euros en 2016).

Andarivel reitera que con 426 euros no se pueden cubrir "necesidades básicas" como alimentarse, vestirse y tener un techo con unas condiciones mínimas de luz, agua y calefacción. "Las cuentas no nos salen...y esto para una sola persona, ya rizamos el rizo si cinco personas o más tienen que vivir con 665,64 euros", señalan en un comunicado.

"La Renta Social Básica son las migajas que el sistema destina a las personas que después de pasar por un sinfín de pruebas demuestran que son realmente pobres, y asignando una cuantía miserable a la cobertura de sus necesidades básicas pretenden lavarse la conciencia y justificar todo el aparataje de los Servicios sociales, abocándolas a vivir por debajo del umbral de la pobreza y con la espada de Damocles sobre sus cabezas no vaya a ser que les falte un papel en la próxima revisión", denuncian.

Según el Gobierno, hay actualmente unas 5.500 unidades de convivencia perceptoras de la Renta social básica. Andarivel quiere saber "cuántas personas han solicitado la renta social básica; a cuántas se les ha denegado y por qué; cuánto tarda el proceso desde que se solicita la prestación; qué medidas toma la Consejería de Servicios Sociales para asegurarse que los ayuntamientos o cualquier entidad que cobra dinero de sus presupuestos cumplan con sus deberes; y si ha preguntado al Ayuntamiento de Santander si está facilitando el padrón a las vecinas de Santander".

Andarivel considera que los datos "tienen que ser públicos, y tienen que ser expuestos de manera periódica a la opinión pública, no sacarlos cuando le interesa al político de turno ponerse una medalla o realizar una maniobra de distracción".

El colectivo pide que la cuantía de la RSB sea mayor que el umbral de la pobreza (894 euros en 2016); que la valoración para ser perceptor sea individual; y "que un pensionista o cualquier persona que conviva con el perceptor y que tenga unos ingresos ínfimos, no se conviertan en un obstáculo para que el solicitante reciba cualquier prestación por considerar la Consejería, el Ayuntamiento o el Estado que con estos ingresos son suficientes para vivir".

Igualmente, reclama que el dinero destinado a la RSB "sea para la gente que lo necesita". "No se puede hablar de que se ha ampliado el presupuesto y luego destinar el mismo a la contratación de personal", critica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies