Astrobiólogos confían en encontrar trazadores de vida en planetas extrasolares en los próximos cinco o diez años

 

Astrobiólogos confían en encontrar trazadores de vida en planetas extrasolares en los próximos cinco o diez años

Rueda de prensa
EUROPA PRESS
Publicado 28/06/2017 13:37:24CET

El director del Centro de Astrobiología CSIC-INTA Spain ha concretado que "ninguno" de los 4.000 planetas conocidos es como la Tierra

SANTANDER, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los directores del Centro de Astrobiología CSIC-INTA Spain, José Miguel Mas Hesse, y del Programa Científico de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), Álvaro Giménez Cañete, se han mostrado confiados este miércoles en Santander en, con una visión "muy positiva", poder encontrar trazadores de vida en planetas extrasolares en los próximos cinco o diez años, gracias a misiones como PLATO de la ESA, para la que se ha dado luz verde esta semana.

En una rueda de prensa con motivo de la 'XV International School of Astrobiology 'Josep Comas i Solà'. Exoplanet Habitability' que se celebra en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Giménez Cañete, a titular personal, ha asegurado que está "convencido" de la existencia de vida en otros planetas.

Así, ha afirmado que "la discusión" que habrá en la comunidad científica será sobre si lo que se pueda encontrar "es vida o no" ya que "vamos a ver líneas espectrales" o datos que provocarán, a su juicio, "una discusión tremenda". "Eso va a ser apasionante", ha manifestado. Por eso, ha proclamado que la generación actual será la que vea si hay vida en algunos de los planetas extrasolares.

En este sentido, se ha mostrado "optimista" porque, en su opinión, "es curioso" que apareciera vida en la Tierra hace unos 3.800 millones de años cuando dejó de ser magna hace unos 4.000 millones de años. Por ello, cree que teniendo en cuenta estas cifras, la probabilidad de que haya aparecido vida "muy simple" en otros planetas "es muy amplia".

No obstante, ha aclarado que no se está hablando de "vida inteligente", algo que "no es esperable", pero sí ha afirmado que si se encuentra un planeta "parecido" a la Tierra en cuanto a edad, tamaño o proximidad a una estrella, "lo sorprendente" es que no hubiera vida.

Por su parte, Mas Hesse ha explicado que tras el hallazgo de exoplanetas, la próxima fase es precisamente la de encontrar muestras y tras de actividad biológica. De este modo, ha concretado que el objetivo es buscar moléculas de agua, ozono, C02 y metano, de tal forma que si se encuentran las cuatro al mismo tiempo "en las proporciones adecuadas" es que "hay una indicación bastante clara" de la existencia de vida.

Sin embargo, ha querido aclarar que "puede haber variaciones" en las proporciones, pero ha añadido que si se encuentra "lo mismo" que en la Tierra, "podemos estar casi seguros" de que se ha hallado vida. A este respecto, ha concretado que en la actualidad se conocen unos 4.000 planetas, pero que "ninguno" tiene las mismas características que la Tierra.

En relación con las moléculas mencionadas que se buscan en los planetas extrasolares, Giménez Cañete ha explicado que entre los trazadores también se encuentra la atmósfera porque "es modificada" por la presencia de vida.

"Pero no sabemos lo que vamos a encontrar", ha añadido, ya que lo que se va a detectar es una serie de espectros de alta resolución, para después tratar de identificar sus componentes. A este respecto, ha añadido que la interpretación de los datos "no será simple".

En la rueda de prensa también ha intervenido el astrobiólogo de la NASA Rory Barnes, quien también ha incidido en la necesidad de estudiar las atmósferas de estos planetas, al tiempo que también afirmado que las moléculas mencionadas "son muy importantes, pero no son la única indicación de vida".

LA MISIÓN PLATO ES "MUY AMBICIOSA"

En relación con la misión PLATO y el lanzamiento previsto para el año 2018, Giménez Cañete ha asegurado que es "muy ambiciosa" porque busca planetas en el entorno de estrellas "parecidas" al Sol con el objetivo de medir variables como su densidad, su rocosidad o la presencia de agua.

La misión observará campos en estrellas "relativamente brillantes" en comparación con otras misiones como la Kepler, que tal y como ha añadido, "no permite" la misma caracterización porque las estrellas que estudia no son tan brillantes.

En cambio, ha finalizado, las estrellas que estudiará PLATO "no se han explorado lo suficiente". "Es una misión que va a revolucionar el campo de los candidatos (de planetas extrasolares) y después hay que estudiarlos con telescopios con mayor precisión", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies