El Ayuntamiento sortea cinco viviendas de alquiler social

Sorteo
AYUNTAMIENTO
Publicado 17/07/2018 13:36:32CET

SANTANDER, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander ha sorteado este martes cinco viviendas del parque municipal de alquiler social entre las 127 personas que habían solicitado acceder a uno de estos pisos, que acaban de ser rehabilitados para que estén en óptimas condiciones para acoger a sus nuevos inquilinos, lo que ha supuesto una inversión de más de 200.000 euros.

La alcaldesa, Gema Igual, y la concejala de Familia y Servicios Sociales, María Tejerina, han asistido al sorteo, en el que se han asignado los cinco adjudicatarios y los cinco suplentes que accederían a las viviendas en el caso de que renuncie el beneficiario inicial.

Se trata de cinco pisos municipales -d-os en la calle José María de Cossío, otras dos en la avenida del Deporte y uno en la Bajada de San Juan-- que se ponen a disposición de familias con dificultades para acceder a un alquiler en el mercado libre.

Con éstas, ya son 24 las viviendas que conforman este parque de alquiler social, la mayor parte de ellas propiedad del Ayuntamiento y otras cedidas por CaixaBank, Bankia y por la Sociedad de Vivienda y Suelo de Santander.

Para poder participar en el sorteo era necesario llevar al menos un año empadronado en la ciudad y que los ingresos de la unidad familiar no superasen dos veces el IPREM. Las familias pagan como alquiler el equivalente a la tercera parte de sus ingresos familiares, con un mínimo de 100 euros.

El plazo por el que se otorga el alquiler es de un año como mínimo y hasta 3 años, con prórrogas anuales.

La alcaldesa ha felicitado a las personas que han resultado adjudicatarias de estas cinco viviendas del parque de alquiler social y les ha pedido que "sean felices y las disfruten" y que favorezcan un ambiente de convivencia entre sus vecinos.

Por otra parte, ha recordado a quienes no han resultado beneficiarios de una vivienda que el Ayuntamiento dispone de otras ayudas, que van desde el pago del alquiler y de los recibos de agua, luz, comunidad, etcétera, a otro tipo de gastos como arreglos de primera necesidad, alimentación, cuidado infantil, apoyo al menor, productos de higiene o ropa.

Igualmente, se incluye la posibilidad de solicitar ayudas para el pago puntual de los gastos de hipoteca cuando se produzcan imprevistos o situaciones sobrevenidas que impidan afrontarlos durante un período determinado de tiempo, así como otros gastos ligados a la vivienda, como el cambio de una lavadora, por ejemplo

Y también se prevén ayudas para cursos de formación, incluidos dentro de un plan de intervención por parte de los servicios sociales municipales, con el fin de favorecer las posibilidades de inserción laboral de los beneficiarios.

Asimismo, ha hecho hincapié en que el Ayuntamiento atiende las necesidades de quienes ya disponen de una vivienda pero se ven en riesgo de perderla por impagos de la hipoteca o del alquiler, para lo que dispone de una Oficina de Mediación Hipotecaria, cuyo servicio se ha ampliado para atender también el caso de posibles pérdidas de la vivienda por alquileres.

Además, el equipo de gobierno, junto al resto de grupos políticos municipales, está trabajando en la redacción de un protocolo antidesahucios que mejore la coordinación entre administraciones y con los juzgados cuando se presenta un caso y que facilite los recursos para la persona afectada.

Igual ha afirmado que una de las principales preocupaciones del Ayuntamiento es ofrecer alternativas a familias y colectivos que tengan especiales dificultades para acceder a una vivienda, por lo que se siguen ampliando los recursos municipales a disposición de las familias santanderinas que lo necesitan.