La calle Lábaro estrenará nueva imagen en febrero

Inicio de los trabajos en la calle Lábaro
EUROPA PRESS
Publicado 31/08/2016 12:48:21CET

   El Ayuntamiento renovará los servicios y ensanchará las aceras, lo que obligará a eliminar 10 plazas de aparcamiento

   SANTANDER, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La calle Lábaro, que conecta Floranes con la plaza de Numancia, estrenará nueva imagen en febrero de 2017 cuando está previsto que concluyan las obras de renovación urbana que han arrancado este miércoles.

   Los trabajos, con un presupuesto de 181.500 euros y que ejecuta la empresa santanderina Arruti, consistirán principalmente en la renovación de los servicios de abastecimiento y saneamiento y el ensanche de las aceras, lo que obligará a eliminar 10 plazas de aparcamiento.

   El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, y el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, han asistido al comienzo de estas obras, que se realizan a petición de los vecinos de la zona, quienes han aportado sus sugerencias y observaciones al proyecto.

   La actuación dotará a las aceras, actualmente muy estrechas, de un ancho mínimo de 1,80 metros, aunque alcanzarán los 2,20 en algunos puntos, según ha explicado César Díaz, que ha indicado que ello obligará a eliminar las plazas de aparcamiento de OLA de un lateral de la calle.

   Asimismo, con estas obras, se mejorará la geometría de la calle, principalmente en su salida a la plaza de Numancia donde había "algún problema" al coincidir junto con la entrada al parking subterráneo. La sección de calzada tendrá 3,15 metros de de ancho y habrá una línea de aparcamiento en cordón de 2,10.

   Se aprovecharán estos trabajos para proceder a la renovación de los servicios, fundamentalmente de la red de abastecimiento y saneamiento. También se instalarán nuevas luminarias, así como mobiliario urbano (bancos y papeleras). Durante los cinco meses que duren las obras, se garantizará el acceso al garaje que hay al fondo de la calle.

   Por su parte, el alcalde ha indicado que esta actuación se lleva a cabo a petición de los vecinos después de "un proceso de regeneración muy importante del entorno (reordenación del tráfico de Numancia, escaleras mecánicas de Antonio Mendoza, centro cívico de Numancia y reordenación de Floranes)" pero la calle Lábaro "había quedado en cierta medida desplazada".

   "Los vecinos hicieron solicitudes formales para poder acometer esta actuación", ha señalado, al tiempo que ha explicado que se han mantenido reuniones y visitado la calle con ellos para "dar cobertura a sus observaciones" redefiniendo la propuesta inicial, principalmente en lo que se refiere a accesibilidad y movilidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies