Cantabria, sin el PP, pide al Gobierno central que cumpla con la Ley de Dependencia

Publicado 19/03/2018 20:42:18CET

SANTANDER, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado este lunes, aunque sin el apoyo del PP, una iniciativa para reclamar al Gobierno central, que cumpla "de forma inmediata y efectiva" con su "obligación legal" de aportar el 50% de los recursos necesarios para aplicar la Ley de Dependencia.

Esta proposición no de ley (PNL) ha sido presentada por el grupo parlamentario socialista, uno de los que sustenta al Ejecutivo PRC-PSOE, y ha contado con el 'sí' de todos los demás grupos menos con el del PP.

Los socialistas han denunciado que en Cantabria "casi el 80 por ciento" de la financiación del sistema de dependencia está siendo aportada por el Gobierno regional (PRC-PSOE), cuando lo que la ley establece es una aportación "50-50" entre comunidad y Gobierno central (PP).

La diputada socialista Silvia Abascal ha señalado que, excluyendo la aportación del usuario, el Gobierno central tendría que haber aportado para financiar la dependencia en Cantabria 324,6 millones desde 2012 y lo que ha puesto es 116,7, 207,8 millones menos.

"La cantidad que Rajoy debe no es baladí", ha afirmado la parlamentaria, que ha denunciado que la aportación no sea "equitativa" ya que, según ha dicho el Gobierno central "está incumpliendo de manera flagrante la Ley de Dependencia". Así, ha advertido que la aplicación de la ley no se puede llevar a cabo "sin una financiación adecuada".

En la PNL aprobada se reclama también poner en marcha las medidas incorporadas en el informe de la 'Comisión para el análisis de la situación del sistema de dependencia, su sostenibilidad y de los actuales mecanismos de financiación para evaluar su adecuación a las necesidades asociadas a la dependencia', aprobada por el pleno del Consejo Territorial de Servicios Sociales y del sistema para la autonomía y atención a la dependencia, celebrado el pasado 19 de octubre.

También se reclama modificar el sistema de financiación del sistema de dependencia en el que se mantenga el carácter finalista del mismo, que tenga en cuenta el coste de los servicios y las prestaciones para su financiación y que priorice los servicios sobre las prestaciones económicas, respetando siempre la voluntad de las personas y que sea garantista de un esfuerzo equitativo entre Estado y las comunidades, respetando el 50-50.

Además, se demanda recuperar este año, al menos, las cuantías del nivel mínimo y del nivel acordado de financiación previstas en la Ley que haga posible la sostenibilidad del sistema de atención a los dependientes.

El debate de este punto ha estado protagonizado por el rifirrafe entre los grupos que sustentan al Gobierno (PRC y PSOE) y el PP, aunque a las críticas a los 'populares' también se han sumado otros, como Podemos, que les ha acusado de "haber dado la espalda a los dependientes".

Los 'populares' han acusado, a su vez, al PSOE, que gestiona en esta legislatura la dependencia en Cantabria, de acordarse "solo" de la Ley de Dependencia "para usarla como arma arrojadiza" y ha tildado de "farsa" el "discurso social" de los socialistas.

Así, la parlamentaria del PP Isabel Urrutia, que fue directora del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), ha reprochado a los socialistas que planteen esta propuesta "con la que tienen montada" en el Gobierno con el sector de la dependencia y el CERMI por la financiación de los servicios.

A su vez, la socialista ha acusado al PP de hacer un "ejercicio de cinismo palmario" y ha lamentado que los populares no hayan aprovechado la "oportunidad" que, a su juicio, tenían de "enmendar el daño" hecho a la dependencia, reclamando al Gobierno central la financiación y el cumplimiento de la ley y "no dejar a Cantabria asfixiada".

"Si Rajoy pagase el sistema de dependencia estaría al 100 por 100 cumpliéndose", ha dicho Abascal. "Vergüenza les tenía que dar", ha añadido la socialista, que ha agradecido al resto de grupos (PRC, Podemos y grupo mixto) que apoyen una ley que es "de justicia".

El resto de grupos han apoyado la iniciativa del PP al considerar que es adecuada. Así Cs, integrado dentro del grupo mixto, ha aludido a los "reiterados incumplimientos" de la Ley de Dependencia de los sucesivos gobiernos centrales (esto es el del PSOE y el del PP) y ha considerado "imprescindible eliminar la incertidumbre financiera y acabar con las diferencias territoriales" en la aplicación de la Ley.

El otro diputado del grupo mixto Juan Ramón Carrancio ha considerado "muy oportuna" la iniciativa y ha reconocido el "esfuerzo financiero" del Gobierno regional.

Podemos ha criticado al PP, aunque también ha censurado el papel del Ejecutivo regional, y ha defendido que la ley de Dependencia es una "buena ley a la que le faltan recursos".

PLAN DE RECURSOS PARA SERVICIOS DE ATENCIÓN A DEPENDENCIA

Por otro lado, el Pleno ha aprobado una proposición no de ley del PP para que el Gobierno regional apruebe un plan de recursos de servicios de atención a las personas en situación de dependencia, con previsión de al menos cinco años, y a que en el plazo máximo de un mes, y con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2018, haga una actualización de los precios públicos de las prestaciones y servicios del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS).

La iniciativa de los 'populares' ha contado con el apoyo de Podemos y los diputados del Grupo Mixto Rubén Gómez (Cs) y Juan Ramón Carrancio, y con el rechazado de regionalistas y socialistas que han insistido en criticar que el Gobierno del Estado de Mariano Rajoy debe al Ejecutivo cántabro "208 millones de euros" de financiación de la Ley de Atención a la Dependencia.

La portavoz de Servicios Sociales del PP, Isabel Urrutia, ha acusado al bipartito PRC-PSOE de haber sometido al sistema de dependencia a "un retroceso" desde 2015 porque, ha dicho, "hay más personas esperando para ser atendidas" que hace tres veranos, al tiempo que se destina "menos dinero público", 7 millones de euros menos para prestaciones del sistema en 2018 que en 2015.

Además, Urrutia ha denunciado "hay una más que evidente situación de insostenibilidad de las entidades y empresas prestadoras de los servicios del sistema de Dependencia, que llevan tres años sin subir ni un solo euro, con promesas incumplidas y chantajes inconcebibles".

A pesar de que la proposición no de ley del PP ha salido adelante, el debate de la misma no ha estado exento de críticas a la gestión de los 'populares' en la pasada legislatura en el Gobierno regional y actualmente en el Gobierno central y por haber rechazado reclamar a Rajoy el dinero que, según el bipartito, debe a Cantabria.

La regionalista Rosa Valdés ha criticado "la hipocresía y el cinismo político" de Urrutia que "de pedir a Rajoy lo que nos debe nada de nada" pero exige al Gobierno de Cantabria "sobrefinanciar" un sistema que PRC-PSOE "está tratando de reconstruir" tras el "destrozo" realizado en el mismo por el anterior Ejecutivo del PP. "Indecente lo suyo señora Urrutia", ha dicho Valdés.

En el mismo sentido se ha pronunciado la socialista Silvia Abascal, que ha tachado de "demagogia y oportunismo" la propuesta del PP, que pide más financiación al Gobierno regional para el sistema de la dependencia "mientras excusa a Rajoy a pagar lo que le corresponde".

A pesar del apoyo a la iniciativa, la portavoz de Podemos, Verónica Ordóñez, ha considerado de "poca vergüenza" por parte del PP presentar esta iniciativa cuando "la responsabilidad principal" de "la situación de precariedad del sistema de dependencia" es del Gobierno nacional del PP.

Pero ha explicado que Podemos apoya la proposición porque es "justa" y, según ha dicho Ordóñez, "no estamos dispuestos a tener una directora del ICASS (Feloisa Lois) y una consejera (Eva Díaz Tezanos) que chantajean al sector con no subirles lo debido si no aprueban una normativa sin rechistar".