Detenidas tres mujeres, una embarazada, por robos en viviendas

Material incautado
GUARDIA CIVIL
Actualizado 08/08/2016 15:15:49 CET

SANTANDER, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desmantelado un grupo dedicado al robo de viviendas en Cantabria y País Vasco, e integrado por tres mujeres jóvenes, una de Rumanía y dos de Croacia. Además, una de ellas estaba embarazada de seis meses.

El grupo de patrimonio de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil detuvo el pasado viernes a las sospechosas, M.S. de 34 años y de nacionalidad rumana; Z.S., también de 34 y croata; y J.S, de 33 años y de esta última nacionalidad. Están acusadas de dos robos con fuerza y pertenencia a grupo criminal, ha informado la Benmérita.

El pasado 1 de agosto, y gracias a la colaboración ciudadana, los agentes tuvieron conocimiento de la presencia en la localidad cántabra de Ampuero de un vehículo sospechoso con matrícula francesa ocupado por tres mujeres jóvenes. Tras las oportunas comprobaciones, averiguaron que el coche estaba implicado en robos en pisos en Santander.

El día 2 la Guardia Civil puso en marcha la operación 'Pinkshock', para hacer seguimientos al vehículo, corroborando que era utilizado por tres mujeres jóvenes. En la tarde de ese mismo día vieron salir el coche de la calle Menéndez Pelayo de Colindres para dirigirse a Ampuero, y verificaron que se había cometido un robo en un piso de la citada calle.

En la mañana del día 5 de agosto, las mujeres se desplazaron hasta Bilbao. Tras estacionar el vehículo, las tres ocupantes recorrieron a pie varias calles aledañas, regresando posteriormente pero sin que se observara que habían entrado a ningún portal.

Desde la capital vizcaína se dirigieron a Baracaldo, donde las tres jóvenes se introdujeron en dos portales contiguos y tras salir de uno de ellos, abandonaron la zona.

Se comprobaron los dos portales y se localizó un piso con la cerradura forzada. Los agentes contactaron con el dueño, que al llegar a su domicilio descubrió que le habían robado varias joyas y unos 180 euros.

Confirmada la autoria del delito, se procedió a la interceptación del vehículo y a la detención de sus ocupantes a la altura de Laredo. Se localizaron las joyas sustraídas envueltas en un calcetín, y se intervinieron las herramientas utilizadas para la comisión de los robos.

Las tres detenidas pasaron a disposición judicial el sábado 6 de agosto por la mañana.