Diego dice que De la Serna debe encabezar la candidatura del PP regional en 2019

Diego Y De La Serna
PP
Actualizado 24/01/2018 11:22:34 CET

SANTANDER, 24 (EUROPA PRESS)

El expresidente del PP y de Cantabria, Ignacio Diego, que ayer anunció que abandonará la política al final de la presente legislatura, ha defendido hoy que el próximo candidato a las elecciones autonómicas de 2019 por el PP debería ser el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, dado el "escaso atractivo" electoral de la candidatura encabezada por la actual presidenta, María José Sáenz de Buruaga.

   En su cuenta de Facebook, Diego dice que se le ocurren "no pocos nombres" que podrían encabezar la candidatura pero se decanta por De la Serna, quien, bajo su presidencia del PP, pasó de ser vicesecretario de Relaciones Institucionales del partido a vocal en el XI Congreso Regional de 2012, en el que Sáenz de Buruaga sí mantuvo su cargo de secretaria autonómica.

   Hoy, el expresidente cántabro dice que "es hora de exigir ese paso al frente" a De la Serna pues "cualquier otro candidato, en las circunstancias actuales, podría ser dramático" de cara al resultado electoral del PP en Cantabria. "Yo personalmente, en mi fuero interno, quiero pensar que Iñigo de la Serna va a estar ahí para representarnos. Y estoy seguro de que lo afrontará", dice Diego.

   El popular va más allá y afirma que "sería importante" que en la Junta Directiva Regional del partido, que precisamente se celebra hoy, los asistentes debatieran su propuesta "que, de ser aprobada, convendría trasladar a nuestro presidente, Mariano Rajoy, con el fin de hacerle partícipe de lo que muchos consideramos que sería la mejor estrategia electoral para nuestro partido".

   Según Diego, la "notoriedad" de la trayectoria política de De la Serna y su "estatus" como ministro "le colocan en una indiscutible posición de privilegio para ser nombrado candidato a la presidencia del Gobierno" cántabro.

   Además de que, sostiene, "huir de ese compromiso, y mucho más en la complicada situación actual del Partido Popular, no sería entendido ni por nuestros afiliados, simpatizantes y votantes, ni tan siquiera por la propia opinión pública", por lo que, a su juicio, "este es el momento de exigir ese paso al frente, huyendo de fórmulas extrañas como es la de buscar candidatos ajenos al propio partido, y asumiendo la responsabilidad que de él se espera".

   En este sentido, el expresidente popular considera "incomprensible e insultante" que la Dirección regional del PP "tenga en tan baja consideración" la valía política de sus afiliados y sus cargos institucionales y orgánicos "hasta el punto de buscar fuera a ese 'elefante blanco'".

   Al respecto, Diego se refiere al "escaso atractivo electoral" de una candidatura encabezada por Sáenz de Buruaga, que, según dice, "sus propios compañeros de la actual Dirección reconocen implícitamente que es una mala opción" por cuanto "se está promoviendo la búsqueda de lo que se ha denominado 'una persona independiente de reconocido prestigio' para encabezar las listas", señala, remitiéndose a informaciones de medios de comunicación nacionales.

   Al que fuera líder popular le resulta "insultante" que la Dirección del partido busque fuera de él una persona de "reconocido prestigio" pues "implica el reconocimiento de que entre los 14.000 afiliados y los centenares de cargos públicos del Partido en nuestra región no hay ni uno sólo con el prestigio profesional y político suficiente para encabezar el cartel electoral".

   Una Dirección a la que también acusa de "haber optado por el sectarismo" tras el "nefasto desarrollo" del Congreso Regional de 2017, que ha dado lugar a un "clima de ruptura" y que que ha hecho que el PP atraviese una situación de "notable debilidad".

   "Es lamentable que la nueva Dirección no haya sabido interpretar el resultado del Congreso como un mandato de encuentro y consenso, con el fin de volver a unir las diferentes sensibilidades, y haya apostado por el autoritarismo", sostiene.

   "Independientemente de la situación de provisionalidad de la actual Directiva, pendiente como está del pronunciamiento de los tribunales en relación con el desarrollo del pasado Congreso, el Partido deberá afrontar con carácter inminente la designación del candidato a las elecciones autonómicas y deberá hacerlo con la perspectiva de no sufrir la primera derrota electoral en muchos años", advierte Diego, quien también recuerda los "malos resultados" del PP en las elecciones autonómicas catalanas y los pronósticos "que parecen reflejar una reducción de la intención de voto" para el PP.