Educación advierte de que los nuevos horarios escolares no pueden suponer un "retroceso" en los servicios

 Rosa Eva Díaz Tezanos
EP
Actualizado 04/03/2011 13:37:19 CET

Un total de 42 centros han presentado propuestas, 32 de ellos apoyados por la mayoría de las familias

SANTANDER, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria advierte de que las nuevas jornadas escolares que le están reclamando los centros docentes de la región no pueden suponer un "retroceso" en los servicios o programas complementarios.

Este departamento está analizando las 42 propuestas de nuevas jornadas lectivas que le han trasladado los centros educativos de la región, y sobre las que se pronunciará en los próximos días, con la intención de que la decisión esté tomada antes del 10 de marzo (fecha en la que comienza el período para la solicitud de plazas escolares).

Así lo ha avanzado en rueda de prensa la titular de este área, Rosa Eva Díaz Tezanos, quien ha rechazado que este amenazando con retirar servicios a los centros que quieran concentrar la mayor parte de la jornada por la mañana, como ha denunciado esta semana la Junta de Personal Docente.

Lo que sucede es que una de las "condiciones mínimas" fijadas por Educación es que los nuevos horarios no supongan un "retroceso" en servicios educativos complementarios a las clases, como el Programa de Refuerzo Educativo, que se imparte en horario extraescolar.

En total, Educación ha recibido 42 solicitudes, de las que 32 cuentan con el apoyo del 70% de las familias de los centros, un requisito establecido por la orden de la Consejería que abrió la puerta a este proceso.

En cualquier caso, la consejera ha matizado que lo que se está planteando no es una jornada continua en sentido estricto, sino una nueva jornada, en la que se reparte la parte "curricular" de la carga lectiva por las mañanas, mientras que para las tardes quedan otras actividades escolares, cuyo "mantenimiento" es, ha reiterado, una exigencia para autorizar las modificaciones de los horarios.