Gobierno se personará por envenenamiento de fauna en Valdeolea

 

Gobierno se personará por envenenamiento de fauna en Valdeolea

Milano real envenenado
SEO BIRDLIFE/VENENONO.ORG/F.J.GARCIA
Actualizado 07/11/2014 18:11:23 CET

La Fiscalía pide dos años de prisión para el ganadero acusado, y SEO/BirdLife dos años y medio y 222.000 euros de indemnización

SANTANDER, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cantabria se personará junto con la Fiscalía y SEO-Birdlife en el procedimiento penal contra el ganadero de Valdeolea acusado de envenenar a 31 animales de cinco especies diferentes, entre ellos 11 milanos reales -especie en peligro de extinción-, y cinco buitres.

Según han confirmado a Europa Press fuentes de la Consejería de Ganadería, la Dirección General de Montes ha solicitado al Gobierno la personación en esta causa, dado que se trata del envenenamiento de fauna silvestre "más importante que ha ocurrido en Cantabria desde que se empezara a tomar estadísticas de estos eventos en el año 2006, tanto por número de ejemplares afectados como por el grado de amenaza de las especies afectadas".

Según la Fiscalía, el envenenamiento afectó a un total de 31 animales de cinco especies diferentes, estando declarado 16 de ellos, de dos especies distintas, en peligro de extinción. El Ministerio Fiscal pide dos años de cárcel para este ganadero por un delito continuado contra la fauna, así como inhabilitación para el ejercicio de la caza durante tres años y la responsabilidad civil que se determine para el Gobierno de Cantabria durante el juicio oral, que se encuentra pendiente de fijar fecha.

También se ha personado en la causa SEO-Birdlife, que pide para este ganadero dos años y medio de cárcel, así como que indemnice al Gobierno de Cantabria en el valor de todos los ejemplares envenenados, que la organización cuantifica en 222.000 euros. La mayor cantidad, 198.000 euros, correspondería a los milanos reales.

La causa se ha instruido en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Reinosa, tras la denuncia remitida a la Fiscalía por los guardas de la Consejería de Ganadería.

El ganadero está imputado como presunto responsable de la muerte por envenenamiento de 11 milanos reales, cinco perros, siete zorros, un gato, un cuervo, un busardo ratonero y cuatro buitres leonados. El milano real es una especie catalogada tanto a nivel regional como nacional en la categoría de peligro de extinción, y el buitre leonado y el busardo ratonero están incluidos en el listado de especies silvestres en régimen de protección especial.

Según el relato del Fiscal, los hechos se produjeron entre diciembre de 2011 y enero de 2012, cuando en sucesivas ocasiones, el acusado esparció por el campo trozos de carne impregnados con un producto tóxico "prohibido desde 2007", hasta que técnicos auxiliares de medio ambiente, con la colaboración de la patrulla canina de la Guardia Civil, hallaron varios ejemplares muertos de estas especies en pastos del pueblo de Las Quintanillas, en el municipio de Valdeolea.

CONTRA LOS ATAQUES DE LOBOS

Los análisis toxicológicos constataron que los cadáveres de los animales contenían un insecticida "altamente tóxico", un plaguicida agrícola "letal para la fauna por su simple ingestión, inhalación o contacto", tal y como señala SEO/Birlife en su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press.

El ganadero, "excusado en el hecho de no cobrar las indemnizaciones" por las bajas que los lobos causaban en su explotación ganadera -señala el relato de la organización conservacionista-, colocó cebos de carne impregnados con esta sustancia para evitar nuevos ataques de lobos contra sus potros y terneros, que mantenía en explotación abierta.

Método de caza "prohibido, sin ningún carácter selectivo, empleado sin ningún tipo de cautela y para el que por supuesto no contaba con ningún tipo de autorización administrativa", añade SEO/Birlife, que considera de "notoria importancia" el daño causado, tanto por la calificación de especie en peligro de extinción que ostenta el milano real, como por el número de especies y ejemplares afectadas.

Además de los dos años y medio de cárcel, la SEO pide la adopción de medidas recuperadoras del equilibrio ecológico a cargo del ganadero, y propone el mantenimiento por tres años a su costa de un programa de marcado satelital de especies centinelas presentes en la zona que permitan la restauración del equilibro natural mediante el efecto disuasorio por detección precoz de otros episodios de envenenamiento.

Además, pide para este ganadero responsabilidad civil por los daños al patrimonio natural de Cantabria, por los que solicita una indemnización para el Gobierno regional.

Como la comunidad autónoma carece de una norma de valoración de especies, SEO/BirdLife toma como referencia para cuantificar la indemnización el decreto de especies de fauna silvestre amenazada de Castilla La Mancha, que fija en 18.000 euros el valor de un ejemplar de milano real de acuerdo a su status poblacional de especie en peligro de extinción, lo que haría un total de 198.000 euros.

A ello habría que sumar 600 euros por el busardo ratonero y 24.000 euros por los cuatro buitres leonados envenenados, lo que sumaría un total de 222.600 euros.

SEO/BirdLife actúa en este caso como acusación particular con el objetivo de conseguir una sentencia "que permita reflejar las consecuencias legales que tiene la utilización de estos métodos de control de predadores y disuadir de su uso".

La organización conservacionista ha trabajado en la lucha contra el uso de veneno a través del proyecto Life+ VENENO, al que se han sumado varias comunidades autónomas, entre ellas Cantabria, y que ha contado con financiación de la Comisión Europea y la Fundación Biodiversidad.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies