Groucho denunciará a la Filmoteca de Cantabria a Competencia por "intromisión" en el cine comercial

Publicado 07/02/2017 12:07:52CET

SANTANDER, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El propietario de los cines Groucho, José Pinar, ha anunciado que va a presentar en los próximos días una denuncia ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), bajo la iniciativa de la Federación de Cines de España (FECE), por lo que considera "continua intromisión" de la Filmoteca de Cantabria en el cine comercial.

En un comunicado, Pinar señala que ha tomado esta decisión tras quince meses desde la reapertura de los Groucho en 2015 y tras "constatar fehacientemente" que la Filmoteca, dependiente de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria, "no tiene intención de variar sus contenidos" que, según dice, son "ilegales en un 50%".

Según Pinar, los Groucho vienen sufriendo desde su apertura, hace doce años, al igual que los otros exhibidores de estreno en Santander (Cinesa y UCC), una "continua competencia desleal" por parte de la citada Consejería a través de la Sociedad Regional de Cultura y Deporte, encargada de la programación de la Filmoteca, con sede en el cine Bonifaz de Santander.

Añade que en el funcionamiento del cine Bonifaz "todo, y desde hace muchos años, es turbio e irregular"; así, señala que está dado de alta "como si fuese un cine privado, cuando es bien conocido su carácter público" y "el nombrado como director", Enrique Bolado, "no lo es, dado que no existe ese cargo", y, aunque existiese, "no podría ostentarlo", dado su trabajo ya como funcionario.

Pinar considera además que el nombre de Filmoteca "se pone de forma caprichosa, para confundir", porque "tampoco existe jurídicamente como tal después de más de 25 años de autogobierno" en Cantabria sin desarrollar la competencia.

Recuerda que el edificio "también pasó por una serie de irregularidades con sus licencias de obras y apertura que lo obligaron al cierre de la actividad durante casi un año".

"Todo suma en este desbarajuste", recalca Pinar, para quien "lo más grave", no obstante, es que "el 50% de su programación/contenido es ilegal según la ley de cinematografía actual y es esa competencia desleal la que Groucho denunciará".

Señala por último que en estos doce años ha intentado "sin éxito" que los dirigentes políticos "reorientasen esta actividad cinematográfica a la legalidad"; la última vez, con la llegada del actual consejero, Ramón Ruiz, pero al no conseguirlo, ha decidido tramitar la denuncia bajo la dirección de FECE, entidad que agrupa a 3.000 pantallas de estreno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies