Los timos del tocomocho y la estampita vuelven a Cantabria

Actualizado 20/04/2018 13:37:30 CET

También se han detectado nuevos casos del "abrazo solidario"

SANTANDER, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha alertado de que tiene abiertas varias investigaciones tras detectar en diferentes puntos de Cantabria (Camargo y Reinosa) el regreso de antiguos timos, como el del tocomocho y la estampita, de los que han sido víctimas personas mayores y con los que sus autores han conseguido importantes cantidades de dinero.

Igualmente se han producido nuevos casos (en Castro Urdiales) de los conocidos como "abrazos solidarios", cometidos por mujeres que abordan a personas mayores con diferentes excusas, y al acercarse a ellas como muestra de agradecimiento les sustraen joyas o efectos de valor.

En todos los casos las víctimas han sido hombres o mujeres de edades comprendidas entre los 67 y 81 años de edad, por lo que la Guardia Civil está teniendo una especial dedicación a prevenir estos hechos aplicando el denominado Plan Mayor Seguridad.

En el caso de la estampita y el tocomocho, esta semana se han conocido dos de estos timos que tuvieron lugar en diferentes localidades de los términos municipales de Camargo y Reinosa.

En el primero, una mujer mayor se encontró con un hombre llorando que se hacía pasar por discapacitado y le enseñó lo que parecía un fajo de billetes de 50 euros, llegando posteriormente un hombre y una mujer que resultaron ser los ganchos.

Finalmente, y tras diferentes engaños, estos últimos aseguraron que aportarían dinero y joyas para hacerse con el dinero y animaron a la mujer a hacer lo mismo, por lo que la llevaron en un vehículo a su domicilio, donde entregó 3.000 euros.

Con la excusa de que el hombre que se hacía pasar por disminuido tenía hambre, pararon a la mujer en un bar para que le comprara un bocadillo, momento en el que se dieron a la fuga.

En el otro caso, un hombre también mayor fue abordado en la calle por un individuo que le preguntó por una dirección para poder comprobar unos cupones que creía premiados, llegando seguidamente otro, que actuaba de gancho, que se ofreció en ayudarles.

Con diversos engaños, y tras asegurar que los cupones estaban premiados, el que hacía de gancho ofreció 8.000 euros por ellos y animó a la víctima a participar en la compra y repartirse el dinero.

Como en el caso anterior, el anciano montó en un vehículo y lo llevaron a sacar 5.000 euros; después le dijeron de parar para comprarle comida al dueño de los cupones y, cuando la víctima bajó del vehículo, se dieron a la fuga.

En ambos casos los autores son personas bien vestidas, de mediana edad y hablan español.

ABRAZO SOLIDARIO

Por otro lado, en los últimos días se han denunciado tres hurtos de joyas por medio del 'abrazo solidario' en Castro Urdiales, cuyas víctimas han sido una mujer y dos hombres, todos ellos mayores, que fueron abordados por mujeres jóvenes, y con diferentes argucias como conocer a familiares, solicitar firmas o preguntar por algún sitio, después las tocaban, abrazaban o besaban como muestra de agradecimiento, momento en que se apoderaron de las joyas.

En estos casos las autoras han sido mujeres, una de habla española y otras dos con acento de Europa del Este, posiblemente.

Ante estos hechos, la Guardia Civil ha alertado a los mayores para que desconfíen cuando les aborden personas que les ofrezcan ganar dinero rápido o les abracen o entreguen algún regalo, para que no accedan al contacto físico y avisen de inmediato a las fuerzas de seguridad, intentando facilitar matrículas y otros datos de los sospechosos.

De igual forma, recomienda ser especialmente cuidadosos cuando acudan a realizar operaciones bancarias ya que les pueden estar observando y ser abordados con cualquier excusa para sustraerles su dinero.