'Hugo' deja en Cantabria vientos de casi 100 km/h y olas de 10 metros

Olas en Santander. Oleaje en la costa. Temporal. Fenómenos adversos costeros.
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 24/03/2018 19:57:44 CET

SANTANDER, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La borrasca 'Hugo' ha dejado este sábado en Cantabria olas de casi los 10 metros y rachas de viento cercanas a los 100 kilómetros por hora, en una jornada en la que el litoral ha estado en aviso rojo y la previsión de viento había activado la alerta naranja.

A última hora de la tarde, los efectos de la borrasca están amainando pero se seguirán notando este domingo, 25 de marzo, y mantendrán a la comunidad en aviso naranja por fenómenos costeros y por nieve en la comarca de Liébana, el centro regional y el Valle de Villaverde, y la Cantabria del Ebro.

En esta jornada, la altura de ola significante más elevada que se ha registrado es de 9,96 metros a las 11.00 horas, según los datos recogidos por la boya Augusto González Linares del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y que se encuentra ubicada a 20 millas al norte de Cabo Mayor.

Pero esta boya también ha registrado olas de 9,84 metros a las 13.00 horas y 9,61 a las 14.00 horas. Además, según los últimos valores disponibles de las 17.00 horas, el oleaje continúa sin disminuir de una altura significante de más de ocho metros.

En cuanto a las rachas de viento, aunque a primera hora de la mañana no alcanzan los 90 kilómetros por hora, a medida que ha avanzado la jornada se han ido incrementando y acercándose a los 100 km/h, según los datos de observación de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), consultados por Europa Press.

Así, en Tresviso se han alcanzado rachas máximas de 97 km/h, en Sierrapando los 96 km/h, en el aeropuerto de Santander los 93, en la capital cántabra los 91 y en Alto Campoo los 90 kilómetros por hora, velocidades en su mayoría registradas en las horas centrales del día.

No obstante, la previsión era que las rachas alcanzasen hasta 110 km/h y, ante ello, el Instituto Municipal de Deportes (IMD) de Santander cerró desde primera hora de esta mañana el Complejo Deportivo 'Ruth Beitia' y todas las instalaciones deportivas municipales al aire libre como medida de precaución.

Igualmente, tanto por el viento como por el oleaje, el Ayuntamiento de la capital cántabra ha mantenido cerrados el acceso a los parques de Mesones y Los Pinares, la avenida de García Lago, el paseo de la Segunda Playa del Sardinero, los bajos de la terraza del Rhin, el aparcamiento y el entorno del Camello, y el área del minizoo y los galeones de la Magdalena.

El viento también ha provocado "un número importante de incidencias" en varios puntos de la comunidad autónoma, según ha informado el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria, que ha detallado que la mayor parte han sido por ramas en la calzada, contenedores movidos o cables caídos.

Por otro lado y a pesar de que no estaba activada la alerta por bajas temperaturas, Alto Campoo ha amanecido este sábado a -4,3 grados centígrados, la séptima temperatura más baja del país, según el ranking elaborado por la AEMET y consultado por Europa Press.

Tampoco hay avisos por nieve pero este fenómeno meteorológico ha condicionando a lo largo de la mañana la circulación en la autovía de la Meseta, la A-67, entre Mataporquera y Molledo, del kilómetro 117 al 149, en ambos sentidos. En estos momentos, no hay problemas de circulación en esta autovía, según indica la DGT en su página web.

Además, en la red autonómica continúan cerrados al tráfico, debido a la nieve, los puertos de Lunada y Estacas de Trueba. Según indica Carreteras de Cantabria en su página web, la CA-643 desde San Roque de Río Miera a Lunada está cerrada entre los kilómetros 5 y 14,3 y la CA-631 entre Vega de Pas y Estacas de Trueba, del 5 al 14.

Hay también dos tramos en los que es necesario circular con cadenas, en la CA-665 de La Gándara al puerto de La Sía, entre los kilómetros 2 y 9, y en la CA-280 entre el valle de Cabuérniga y Salcedillo dirección el puerto de Palombera, del 19 al 32.