El investigador Iain Begg avisa de que Reino Unido y UE serán "perdedores" por el 'Brexit'

Borrel y Begg
EUROPA PRESS
Publicado 31/08/2016 14:08:35CET

Josep Borrell opina que "por mucha buena voluntad que tengan las dos partes, al final van a salir perdiendo"

SANTANDER, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El investigador del Instituto Europeo de la London School of Eeconomics and Political Science Iain Begg ha advertido este miércoles en Santander de que la salida del Reino Unido ('Brexit') de la Unión Europea será "negativa" para ambas partes y que su relación será la de "perdedor-perdedor".

Así, Begg considera que el Reino Unido no puede continuar siendo miembro del mercado único europeo y haber una libre circulación de personas, por lo que, en su opinión, al ser "imposible" el mantenimiento de las dos circunstancias, "para resolver la contradicción hay que perder" una de las dos.

De esta forma se ha pronunciado en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con motivo de su presencia dirigiendo el seminario 'Quo Vadis Europa IV? Europa entre la integración y la desintegración', en la que también ha intervenido el exministro socialista y expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell.

Este último ha coincidido con el investigador escocés en que "por mucha buena voluntad que tengan las dos partes, al final van a salir perdiendo". "Desde el punto de vista económico, no creo que ni el Reino Unido ni la UE vayan a estar mejor cada uno por su lado", ha opinado.

Al mismo tiempo, ha señalado que "habrá que ver cómo se lidia" el 'Brexit' porque "es un problema europeo y hay muchas interrogantes", por lo que, a su juicio, "no ser va a resolver en poco tiempo porque la desconexión implica muchos cambios en muchos aspectos". "La incertidumbre es muy grave", ha advertido Borrell.

"INCERTIDUMBRE NEGATIVA" PARA LAS DOS PARTES

Por su parte, Begg considera que "puede haber" acuerdos 'ad hoc' en las negociaciones, "con determinadas salvaguardas en acuerdos comerciales".

De hecho, opina que puede darse el caso de que haya unas relaciones "similares" a las que tiene la UE con Canadá, al tiempo que cree que se continuará con el mismo modelo de relaciones que existe en la actualidad.

Además de creer que "va a ser difícil saber qué va a ocurrir" en materia de seguridad europea y con qué países asumirán en los Presupuestos europeos la parte correspondiente al Reino Unido, ha advertido de que "la principal consecuencia" del 'Brexit' es "la incertidumbre", que es "negativa" para las dos partes.

"Sabemos lo que significa quedarse, pero no sabemos lo que significa salirse", ha asegurado Begg, quien, asimismo, preguntado sobre si finalmente se va a producir la salida del Reino Unido, ha recordado que todavía "no se ha pulsado el botón del artículo 50".

"Parece que es un pulso", ha apostillado, al tiempo que ha pronosticado que "volver a renegociar los tratados es un gran desafío burocrático que puede llevar muchísimo tiempo". Y también ha apuntado las dudas existentes en Escocia, donde "la mayoría" votó a favor de la permanencia en la UE.

ARGUMENTOS A FAVOR O EN CONTRA DE LA SALIDA EFECTIVA

Por ello, ha incidido en que el Reino Unido "sigue siendo socio de la UE y hay países que no van a negociar nada hasta que la escisión se haga efectiva". Un aspecto sobre el que ha recordado las palabras de la nueva líder del Partido Conservador y Primera Ministra, Theresa May, que al ser nombrada el pasado 30 de junio aseguró que "'Brexit es 'Brexit'".

En este sentido, Begg ha recordado que May ha defendido que no habrá un segundo referéndum, por lo que este es, ha señalado, un argumento a favor de la salida efectiva del Reino Unido, pero ha añadido que "no hay un estatus legal, simplemente político", porque en este país "no hay una Constitución escrita".

"No está nada claro lo que va a ocurrir", valora el investigador, que ha apuntado que debido a estas dos situaciones opuestas "existe esta tensión" al añadirse, además, que "la mayoría de los miembros del Parlamento no estaban a favor del 'Brexit'".

Del mismo modo, ha hecho referencia a que no se sabe qué va a ocurrir con el estatus de todos los británicos que viven en España y otros países de la UE en lo referido, por ejemplo, a su cobertura sanitaria europea.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies