PP pide un calendario tradicional, con trimestres y Semana Santa

 

PP pide un calendario tradicional, con trimestres y Semana Santa

Mercedes Toribio, diputada del PP de Cantabria
PP
Actualizado 16/06/2017 12:43:10 CET

Presenta una moción a debatir en el Pleno del próximo lunes, que se acompañará de iniciativas similares en los municipios cántabros

SANTANDER, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PP cántabro va a pedir "dejar sin efecto" el calendario escolar aprobado para el próximo curso en la región, dividido en cinco bimestres separados por cuatro periodos de descanso y el verano, y que sea sustituido por uno tradicional, estructurado en trimestres y que respete las vacaciones de Semana Santa, trasladadas en 2017-18 al entorno del Primero de Mayo.

Para el ello, el Grupo Popular ha registrado una moción que se debatirá en el Pleno del próximo lunes, 19 de junio, para que el Parlamento inste al Gobierno PRC-PSOE a que no se aplique el acuerdo alcanzado el pasado viernes por la mesa sectorial, entre la Consejería de Educación y los sindicatos, que "deja de lado" a los cerca de 93.000 estudiantes que hay en la Comunidad e "incumple la palabra dada" a las familias.

La diputada Mercedes Toribio ha presentado este viernes, en rueda de prensa, la iniciativa parlamentaria, y que se acompañará de otras similares promovidas por el partido en los ayuntamientos de Cantabria a debatir en los plenos municipales ordinarios.

Según ha manifestado la portavoz parlamentaria del PP en materia educativa, su formación es contraria al nuevo modelo implantado en el presente año académico en la región y que se mantiene y se modifica para este próximo (también se mueven las vacaciones ligadas a Carnaval, se mantiene la jornada reducida en Infantil y Primaria al inicio y fin del curso o se reducen de cinco a cuatro las evaluaciones).

Y se oponen tanto por "el fondo" como "las formas" en que ha salido adelante la propuesta de la Consejería, que dirige el socialista Ramón Ruiz, y que está provocando "problemas a estudiantes, centros y familias".

Así, por un lado, en el PP consideran que el calendario en vigor y que se mantiene no tiene en cuenta la conciliación de las familias y los cambios no están, además, justificados desde el punto de vista pedagógico, según ha apuntado Toribio.

De otro lado, la diputada 'popular' censura la falta de consenso y diálogo de todas las partes implicadas en torno al nuevo reparto de las clases y las vacaciones, por lo que su Grupo pide en la moción que se inicie un proceso "real" de diálogo con "todos" los sectores de la comunidad educativa: padres, centros y administración; y con los partidos políticos representados en la Cámara también.

"RUIZ BUSCA LA PAZ SINDICAL A TODA COSTA"

Con ello, en el PP persiguen acordar un calendario "estable" y que no genere "incertidumbres" y "divisiones" que ha provocado el actual, que introduce mejoras para los profesores desde el punto de vista laboral. Pero "la educación y sus tiempos influyen, y mucho, fuera de los centros escolares".

En este sentido, Toribio cree que Ruiz -al que interpeló por este asunto el pasado lunes en el Pleno- busca "la paz sindical a costa de lo que sea", cuando la "prioridad" de la Consejería de Educación debe ser la calidad pedagógica, teniendo en cuenta también el "bienestar" del alumnado y la conciliación familiar.

De cara al consenso que pretende el Partido Popular, que lidera la oposición al bipartito de Miguel Ángel Revilla, es que en el proceso de diálogo se recaben estudios científicos sobre la influencia del calendario escolar en el rendimiento de los alumnos y su impacto en la gestión del tiempo y de la economía de las familias.

NO SE RESPETAN ACUERDOS

Para finalizar, Mercedes Toribio ha recordado que el calendario escolar de Cantabria no "respeta" los acuerdos del Consejo Escolar y del reciente Pacto por la Educación, según los cuales debía ser aprobado por "toda" la comunidad educativa.

A esto hay que sumar que hace un año el Parlamento regional aprobó por unanimidad de todos los grupos (PP, PRC, PSOE, Podemos y Ciudadanos) un acuerdo para que el Gobierno mantuviese un diálogo permanente y buscase el mayor consenso posible en este tema. "Ni siquiera lo ha intentado", ha remachado para concluir.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies