El PP pide a Revilla que se "serene" y "ponga fin" a la "confrontación"

El portavoz del PP de Cantabria, Iñigo Fernández, en rueda de prensa
EUROPA PRESS
Publicado 20/02/2018 11:55:32CET

SANTANDER, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El diputado del PP Iñigo Fernández ha pedido este martes al presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, que "se serene, reflexione y ponga fin a la estrategia de confrontación permanente" en la que a su juicio está instalado, una estrategia -dice- que "no conduce a nada bueno y que está perjudicando a Cantabria".

Fernández ha dicho que la legislatura llega a su fin y Revilla "lo único que deja detrás es un reguero, una cascada de polémicas". "No recibe a la mitad de los alcaldes, no escucha a los representantes de los agentes económicos y sociales, y está en permanente estado de confrontación con el Gobierno de la Nación", ha afirmado en rueda de prensa.

El diputado 'popular' ha dicho que ese "permanente estado de confrontación nos lleva al absurdo de que cada vez que se anuncia una inversión" del Estado en Cantabria, Revilla "monta en cólera". "Parece que le dan un disgusto, da la sensación de que tiene envidia", ha opinado Fernández, quien considera que ello se debe a que con los anuncios de inversiones de otras administraciones "queda en evidencia el fracaso de su gestión".

Fernández ha reiterado que el Gobierno de Revilla "no dialoga, no trabaja, no gestiona, y para tapar esa ineficacia, está instalado permanentemente en la estrategia de la confrontación y la polémica permanente con todos, ayuntamientos, agentes sociales y el Gobierno de la Nación".

El parlamentario del PP ha añadido que Revilla "se rasga las vestiduras porque el señor Rajoy no le recibe", y sin embargo, muchos alcaldes llevan años esperando a que el presidente de Cantabria les reciba. En su opinión, Revilla entiende la lealtad institucional como "un embudo, lo ancho para él, lo estrecho para los demás".

Fernández ha opinado que estamos ante "un gobierno decadente y un presidente decadente, y que "no se puede presentar un balance más pobre". Por último, ha destacado que si Revilla "discutiera menos, trabajara más y gestionara mejor, le iría mejor a Cantabria", y le ha pedido "que se serene, se tome en serio sus responsabilidades y encare un camino nuevo basado en el diálogo y el trabajo".