Revilla dice que Cantabria tiene el "enemigo en casa" con un PP de Buruaga que dice "amén" al Gobierno central

Publicado 28/06/2017 20:18:26CET

   "¿Tanto necesidad tiene del puesto para tener que hacer esto y justificar lo injustificable?", ha preguntado Revilla a la líder del PP

   SANTANDER, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha advertido de que Cantabria tiene al "enemigo", no solo "en Madrid" con el Gobierno de España, sino también "en casa", con el PP liderado por María José Sáenz de Buruaga dispuesto a decir "amén a todo" lo que decida el Gobierno central de Mariano Rajoy y a "justificar lo injustificable".

   "Incluso a que nos dejen sin agua", ha ironizado Revilla, volviendo a aludir a que el Gobierno de España no permita a Cantabria captar agua este verano del pantano del ebro.

    En su segunda intervención en el Debate del estado de la región, en la que ha contestado a las opiniones y críticas de la oposición sobre la situación de Cantabria y la gestión del Gobierno PRC-PSOE, Revilla a quien más tiempo ha dedicado Revilla a responder ha sido a la líder del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga.

   A la líder del PP, Revilla le ha acusado de hacer una "dejación de reivindicación" respecto a los incumplimientos del Gobierno de España con Cantabria, una actitud que ha tildado de "impresentabel".

   "¡Qué vergüenza!. ¿Tanta necesidad tiene usted del puesto para tener que hacer esto, de justificar lo injustificable?", ha preguntado Revilla a Sáenz de Buruaga. "No solo tenemos el enemigo en Madrid, sino aquí y es usted", ha afirmado el presidente y líder regionalista.

   Revilla ha reprochado que la líder del PP no haya hablado "para nada" en su intervención en el debate del estado de la región de lo que el Estado "debe" a Cantabria ni se ha ofrecido a llamar al Gobierno central, liderado por sus compañeros de partido, para "intentar ayudar" a que reciba lo que se le adeuda, entre ello los 44 millones de la financiación de Valdecilla por las anualidades de 2016 y 2017.

   Una Valdecilla que, según Revilla, el PP "privatizó" con su contrato de colaboración público-privada, haciendo que Cantabria esté "hipotecada en 400 millones". "Esto no se va a pagar en la vida", ha dicho el presidente regional, quien ha asegurado que su partido no hubiera hecho eso "jamás".

    Revilla ha realizado esta afirmación después de que Sáenz de Buruaga reivindicara en su primera intervención en el debate del estado de la región que "nadie ha sido más leal y coherente con Valdecilla que el Partido Popular", que es el que --ha dicho-- "empezó y terminó Valdecilla.

   Pese a reconocer y "asumir la responsabilidad" de que este año no habrá consignación en los Presupuestos del Estado para Valdecilla, Sáenz de Buruaga avisó que no iba a "consentir" que el Gobierno regional "empañe la gestión del PP en Valdecilla o ponga en duda el compromiso" de Rajoy con el hospital. "285 millones avalan ese compromiso", ha dicho.

   Buruaga ha afirmado que "si hay algún traidor a Cantabria y o alguien que vendió Valdecilla por un sillón" no fue el PP ni ella, sino el propio Revilla cuando, en su primera etapa como presidente, "no reclamó" al Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero financiación para Valdecilla.

   Más allá del asunto de Valdecilla, muy presente en esta primera jornada de Debate del estado de la región, Revilla ha calificado de "floja" la intervención de Sáenz de Buruaga, basada, según ha dicho, en la "misma retahíla" empleada en la legislatura pasada --y que, a su juicio, "tan mal" resultado dio al PP--- de que la gestión del bipartito PRC-PSOE es un "desastre".

   "Cuando uno no tienes razones ¿qué haces?: escabullirte, esconderte", ha dicho el presidente regional en relación a la intervención de la líder popular.

   Además, y en respuesta a la queja de Sáenz de Buruaga acusando al Ejecutivo regional de no haber buscando el "consenso" con el PP en lo que va de legislatura mientras sí lo hacía con Podemos y Ciudadanos, el presidente regional ha asegurado el PRC con el actual PP --el que, a su juicio, "encubre" a nivel nacional la corrupción"-- "no pactará nunca", hasta que haya una "catarsis" y haya un partido "limpio de todo".

RESPUESTA A PODEMOS Y CS

   Por otra parte, el presidente regional ha dedicado también parte de su intervención a responder a los otros dos partidos de la oposición, Podemos y Ciudadanos.

   De forma general, Revilla ha agradecido el tono empleado por ambos en sus críticas y ha asegurado que "lo único que le ha molestado" es que la portavoz de Podemos, Verónica Ordóñez, le haya comparado con Rajoy. "Yo no me parezco a ese señor en nada", ha respondido el presidente regional.

   También en respuesta a la opinión de Podemos de que el Ejecutivo está "desorientado", Revilla ha asegurado que "jamás ha tenido el rumbo más claro" y ha vaticinado que va ser una "gran legislatura" para Cantabria.

   A Ciudadanos, Revilla ha asegurado que el Gobierno PRC-PSOE va a "intentar por todos los medios" cumplir los compromisos adquiridos, gracias a los cuales los dos diputados naranjas facilitaron la aprobación de los presupuestos de este año.

   El regionalista ha subrayado en este sentido que los consensos se han logrado de forma "seria" y en el PRC están "atados" a los compromisos alcanzados.

   Por eso, confía en que los dos años que restan de la presente Legislatura las cosas que ahora ponen "en duda" los de Albert Rivera al final "no resulte así".

   Al margen de esto, el secretario general del partido cantabrista -que en 1983, ha recordado, estaba en la misma situación que ahora Cs, con dos diputados y en el Grupo Mixto- ha rechazado las críticas del portavoz naranja, Rubén Gómez, que ha resumido los dos últimos años del Gobierno de Revilla con la palabra "excusas".

   "No son excusas" o, en todo caso, "excusas de mal pagador", ha precisado Revilla, en referencia al Estado que incumple los compromisos adquiridos con Cantabria, como los 44 millones para el Hospital Valdecilla.

   Además, al hilo de esto último, el regionalista ha indicado al portavoz de Cs que no le han hecho presidente (fue investido en el cargo con la abstención de Podemos), pero a Mariano "Rajoy sí" (por la abstención del partido que lidera Albert Rivera).

   Más concretamente, y sobre las críticas de Gómez en diferentes ámbitos, especialmente en el educativo, y a propósito del calendario escolar aprobado -que mantiene los cinco bimestres separados por cuatro periodos de descanso, pero que el próximo curso suprime las vacaciones ligadas a la Semana Santa- el presidente ha negado que haya "ninguna guerra" entre profesores, padres y alumnos por esta decisión. "Yo no la veo".

   Finalmente, ha agradecido los "piropos" de los portavoces regionalista y socialista, Pedro Hernando y Silvia Abascal, en representación de los grupos que apoyan al Gobierno de Cantabria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies