Santander cierra las instalaciones deportivas al aire libre por la alerta de viento

Publicado 24/03/2018 12:29:43CET

SANTANDER, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Municipal de Deportes (IMD) de Santander ha cerrado desde primera hora de esta mañana el Complejo Deportivo 'Ruth Beitia' y todas las instalaciones deportivas municipales al aire libre ante la activación de la alerta naranja por fuertes vientos que pueden alcanzar los 110 kilómetros por hora a lo largo de la jornada de este sábado.

Esta medida se suma a las adoptadas ya desde la tarde de ayer para el cierre de varios parques de la ciudad y los paseos próximos a las playas como medida preventiva ante las previsiones de alertas tanto por viento como por fenómenos costeros adversos, ha informado en un comunicado el Consistorio santanderino.

En concreto, el resto de espacios a los que no se permite el acceso son los parques de Mesones y Los Pinares, la avenida de García Lago, el paseo de la Segunda Playa del Sardinero, los bajos de la terraza del Rhin, el aparcamiento y el entorno del Camello, y el área del minizoo y los galeones de la Magdalena.

El litoral cántabro permanece en alerta durante toda la jornada de este sábado y los momentos de mayor riesgo serán las horas centrales del día, al coincidir una alerta roja por oleaje y otra naranja por vientos.

Según las últimas previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la alerta roja por fenómenos costeros adversos estará activa hasta las siete de la tarde de hoy sábado y a partir de ese momento pasará a ser de nivel naranja hasta las cuatro de la madrugada.

Por lo que respecta a la alerta de vientos, el nivel naranja se mantendrá en principio hasta las nueve de la noche, por rachas de hasta 110 kilómetros por hora, y después bajará a nivel amarillo, con rachas de hasta 100 kilómetros por hora.

Las medidas preventivas se mantendrán mientras duran las respectivas alertas y se irán adaptando en función del nivel de riesgo previsto en cada caso.

Desde el Ayuntamiento se recomienda a los ciudadanos extremar la precaución, mantenerse informados de la evolución meteorológica y seguir las recomendaciones de los servicios de emergencia.

Entre otras medidas, se aconseja evitar acercarse a la costa, mantenerse alejados del litoral y zonas expuestas al oleaje y extremar la precaución en el momento de la pleamar en lugares bajos y próximos a la costa que puedan verse inundados o afectados por el oleaje.

Asimismo, se recomienda evitar caminar o realizar actividades al aire libre en lugares donde pueda haber riesgo de desprendimientos o caída de objetos por el viento, retirar macetas y objetos que puedan caer a la vía pública, y revisar y asegurar andamios, vallas y otros elementos susceptibles de ser arrastrados por el viento.