Siete de cada diez runners cántabros han sufrido problemas de salud mientras corrían

Corredores en Castro
ORGANIZACIÓN
Publicado 27/03/2017 13:08:43CET

SANTANDER, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Siete de cada diez runners cántabros (71%) han sufrido problemas de salud mientras corrían durante el último año, según el VI Estudio CinfaSalud 'Percepción y hábitos de los corredores y corredoras españoles', avalado por la Sociedad Española de Medicina del Deporte (Semed) y que Cinfa ha presentado con motivo del Día Internacional del Deporte, el próximo 6 de abril.

Este porcentaje sitúa a Cantabria como la segunda comunidad en la que mayor número de runners sufrieron problemas de salud corriendo, solo por detrás de Asturias (72,1%).

En concreto, uno de cada tres corredores cántabros (36,8%) padeció una lesión muscular, el 23,6%, dolores de cabeza fuertes y dos de cada diez, fracturas y esguinces (19,6%, porcentaje más alto, frente al 5% de Baleares).

Otros de los síntomas que sintieron los runners cántabros mientras practicaban su afición fueron falta de respiración (10,5%), mareos o desmayos (7,4%), dolor en el pecho (6,1%) y palpitaciones o taquicardias (4,9%).

Este primer estudio sobre los hábitos de salud de los runners realizado en España se basa en un cuestionario online que comprende una muestra representativa de casi 2.400 mujeres y hombres de entre 20 y 60 años que corren al menos dos veces a la semana, residentes en todas las comunidades autónomas.

Se estima que el 63% de los aficionados a este deporte en todo el país --3,14 millones en total-- son hombres.

Según el estudio, en Cantabria, los runners corren de media 3 horas y 47 minutos a la semana, 25 minutos más que el promedio español. Los cántabros son, además, quienes con mayor frecuencia salen a correr tres o más veces semanales, el 68,1% lo hace, frente al 35,8% de los aragoneses. Por otra parte, los runners de esta región compiten en cinco carreras al año, misma media que en el resto del país.

El Estudio CinfaSalud pone en evidencia la falta de preparación de los runners cántabros puesto que siete de cada diez (70,9%) no se han hecho nunca una prueba de esfuerzo, precaución sobre la que tampoco se muestran concienciados los corredores de maratón de esta comunidad --cuatro de cada diez (40,1%) afirman no habérserla realizado-- y mucho menos los que padecen una afección cardiovascular previa --el 69,4% no se somete a este test--.

Por otra parte, tres de cada cuatro encuestados (76,3%) no tienen un plan de entrenamiento regular y ocho de cada diez (81,5%) no siguen un plan de alimentación adaptado a su práctica deportiva de manera habitual. Por otra parte, el 35,6% no calienta antes de correr ni estira después, aunque es el porcentaje más bajo de España, frente al 52,9% de los vascos, que registran el porcentaje más alto.

El experto del Departamento Médico de Cinfa, Eduardo González Zorzano, ha remarcado la necesidad de asegurarse de que el estado de salud permite correr sin riesgos, sobre todo si hay una patología previa diagnosticada, como es el caso del 33,6% de los runners cántabros.

Sin embargo, muchos no consideran necesario recurrir a ayuda médica, ni siquiera tras padecer incidentes al correr, tampoco en Cantabria, donde el 37,5% de los corredores que sufrió algún percance (fractura, mareo, dolor de cabeza) declara que no acudió al médico y el 15,6%, que no hizo nada al respecto.

A la hora de buscar información sobre la práctica del running, los corredores cántabros (65,1%) son los que en mayor medida recurren al profesional sanitario, frente a los murcianos (34%). Internet (45,8%) es la siguiente fuente que más consultan, seguida de los amigos o familiares (31,4%) y el entrenador personal (19,6%). Además, los runners de esta región son quienes más preguntan en las tiendas especializadas (14,2% frente al 2% de los navarros). El 14,2% no se informa al respecto.

CUIDAR LA SALUD Y DIVERTIRSE, PRINCIPALES MOTIVACIONES

De acuerdo con el estudio, cuidar la salud (31,3%) es la principal motivación del runner cántabro, seguida de divertirse (26,6%, el porcentaje más alto de España). Tener un buen aspecto físico (18,8%) y, en cuarto lugar, la superación personal (10,9%, la cifra más baja del país) constituyen otras de las razones que llevan a practicar running a los cántabros.

Uno de cada tres (35,6%) participantes de Cantabria asegura que salir a correr reduce su estrés (porcentaje más alto, frente al 31,2% del País Vasco) y uno de cada cuatro (24,3%) afirma que aumenta su autoestima. Los encuestados de esta región destacan, además, por ser los que menos perciben (22,1%) que este deporte mejore su humor, frente a los asturianos (30,6%).

Además, dos de cada tres encuestados cántabros (65,6%) consideran que correr beneficia su vida familiar o de pareja. De hecho, la mitad (52,5%) de los runners de esta comunidad sale a correr en compañía y son los que más lo hacen con su pareja (36,5%, frente al 16,4% de los extremeños).

LA MITAD DE LOS RUNNERS CÁNTABROS SALE A CORRER CON EL MÓVIL

La popularización del running ha llegado acompañada de una creciente demanda de artículos y complementos deportivos de toda índole, en los que los corredores españoles invierten una media de 39,6 euros al mes --475 euros al año--, media que en el caso de Cantabria asciende a 48,5 euros -582 euros anuales-.

Esta cifra convierte a los corredores de este región en los que más gastan, mientras que en el polo opuesto se hallan los aragoneses (355,2 euros). Las zapatillas específicas para el running son el artículo que más se usa para correr en esta región --el 73,4% de los runners las emplea--, seguidas de la ropa técnica deportiva (66,7%) y los auriculares (53,4%). Además, la mitad de los corredores cántabros (48,5%) lleva consigo el móvil cuando sale a practicar su afición.

Por otra parte, casi la mitad (47%) de los runners de esta comunidad recurre a los suplementos nutricionales como bebidas isotónicas, geles, barritas o bebidas post esfuerzo.

Además, los corredores cántabros son los españoles que más recurren a las plantillas (19,9%, frente al 6,5% de La Rioja), mientras que los refuerzos y protectores articulares son la siguiente ayuda más empleada (6,4%). Por otro parte, los encuestados de esta región son quienes menos recurren a las medias de compresión (4%, frente al 9% de los vascos) y dos de cada diez (19%) no usan ningún producto deportivo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies