Vecinos achacan el derrumbe a las obras del bar, que ven una "negligencia", y Ayuntamiento lo investigará

 

Vecinos achacan el derrumbe a las obras del bar, que ven una "negligencia", y Ayuntamiento lo investigará

Desprendimiento fachada edificio desalojado en Santander
AYTO
Publicado 19/07/2017 23:46:01CET

SANTANDER, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Vecinos del edificio de la calle del Sol de Santander desalojado este miércoles por la mañana al aparecer grietas, y que por la tarde ha sufrido el derrumbe de parte de la fachada, achacan lo ocurrido a obras llevadas a cabo en el bar ubicado en uno de los bajos, el antiguo 'Master', y tachan lo sucedido de "negligencia".

Así lo han denunciado varios de los moradores afectados a esta agencia, en tanto que el Ayuntamiento se ha comprometido por su parte a "investigar" lo ocurrido.

Según aseguran diferentes propietarios e inquilinos, habían presentado "varias denuncias" al Consistorio por estos trabajos de reforma en el pub, que en la actualidad estaba cerrado pero que tenía previsto abrir en próximas fechas, según ha podido saber Europa Press.

"VAMOS A IR HASTA EL FINAL. ESTO ES UNA NEGLIGENCIA TOTAL"

"Vamos a ir hasta el final, esto es una negligencia total", ha advertido una de las vecinas afectadas, que vive en el primero C y que pasará la noche en casa de su hija. "Afortunadamente tengo donde dormir".

Esta mujer atribuye lo sucedido a las obras que se estaban haciendo en el local hostelero de debajo de su casa, y precisa al respecto que no se ha debido, por ejemplo, a un terremoto o a cualquier otra desgracia natural o por causas meteorológicas.

Por otro lado, ha elogiado la labor de los Bomberos de Santander "desde el primer momento", y ha remarcado que han "agilizado" las labores de evacuación del vecino que estaba en el interior del edificio recogiendo pertenencias y enseres antes del derrumbe. Según ha precisado, los efectivos municipales le alertaron de que tenía que "salir corriendo" porque "estaba moviéndose" el edificio.

Otro inquilino ha indicado que sabe, por "referencias del resto de vecinos" del inmueble -ya que él hacía "meses" que no vivía en él- que habían aparecido "grietas y fisuras" en el edificio, situación que al parecer -ha dicho- se puso en conocimiento del Ayuntamiento.

De todas formas, este hombre ha considerado que "no se trata de culpabilizar a nadie". No obstante, se ha referido a la obra para cambiar el ascensor que se había llevado a cabo hace poco, y que estaba ya "finalizada" y había quedado "en perfecto estado", sin que presentara "ninguna anomalía", sino que estaba -como ha insistido- "perfectamente supervisada" por los equipos técnicos.

Así las cosas, "se baraja" que la causa pueda ser, como ha expresado, la reforma que se estaba haciendo en uno de los bajos, el bar en cuestión, que "parece que ha tocado la estructura edificio y es por donde han surgido los problemas".

Pero ahora, y "en principio", el Ayuntamiento les ha dicho que tiene que "recabar pruebas" para "ver por dónde han podido surgir los problemas", y concretar posibles responsables de lo sucedido.

Más contundente ha sido otro vecino, que llevaba viviendo en el inmueble siniestrado "treinta tantos años", según ha manifestado a los periodistas, a los que ha asegurado que habían "avisado" de lo que estaba sucediendo con las obras del bar -que se iniciaron hace "un mes, más o menos"- al Ayuntamiento, "varias veces", e incluso "vinieron los guardias", pero "nada", porque "seguían con los trabajos".

"Hasta sábados y todo", ha remachado este hombre, para apuntar después que "sacaban piedras grandísimas" y habían metido una "máquina" igualmente grande.

Este hombre, que vive solo, en el segundo piso puerta del centro, ha indicado que en su casa no habían aparecido grietas. "Ni una". Pero su vecino de la izquierda le había mandado pasar por la mañana, cuando "vinieron los guardias para que saldríamos", y en su domicilio había "grietas por todas partes".

"Salimos sin nada", ha relatado, para añadir que a las cuatro de la tarde les dejaron entrar y subir "de uno en uno" a recoger pertenencias -medicinas en su caso-, y los últimos "bajaron corriendo". Ha añadido para finalizar que uno de los inquilinos del inmueble vivió con anterioridad en Tetuán, en el edificio que se incendió tras un escape de gas.

Otro hombre, con una vivienda en el edificio siniestrado en la calle del Sol, propiedad de su madre, ha explicado también que el pasado mes de junio denunciaron lo que estaba sucediendo con la obra al Ayuntamiento, y ha apuntado que "paró", aunque los trabajos se reanudaron.

Por otro lado, esta tarde se han comenzado ya a sacar escombros con camiones del inmueble derruido, construido a mediados del siglo pasado y que contaba con cinco plantas -con tres viviendas en cada una- más bajos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies