Una bodega checa que compró vino a Bodegas Lozano le plagia dos marcas

 

Una bodega checa que compró vino a Bodegas Lozano le plagia dos marcas

Contador
Vino falso
EUROPA PRESS
Actualizado 31/03/2017 18:14:19 CET

VILLARROBLEDO, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

Bodegas Lozano, empresa centenaria instalada en Villarrobledo (Albacete) y que elabora vinos amparados por la Denominación de Origen La Mancha, ha detectado que la bodega Vinarsvi Mutenice de la República Checa, está comercializando ilegalmente en ese país hasta dos marcas de su propiedad, llegando incluso a falsear el etiquetado.

En concreto la bodega checa comercializa la marca Marqués de Toledo crianza y reserva. Para la primera, han plagiado la etiqueta del reserva y para la segunda el gran reserva de Bodegas Lozano provocando así una enorme confusión y engaño para el consumidor.

Marqués de Toledo Reserva de Lozano cuenta entre otras recientes distinciones con la medalla de plata obtenida en Japón (Sakura 2017) y el Marqués de Toledo Gran Reserva con la medalla de oro en Berliner Wein Trophy 2017.

Además, la bodega checa comercializa vinos de otra de las marcas propiedad de Lozano, como es Fonda Real, tanto tinto como blanco.

SE ENTERARON POR CASUALIDAD

Según ha explicado Bodegas Lozano a Europa Press, fue la casualidad la que llevó a la empresa a percatarse del plagio en el momento en el que decidieron hacer un estudio de mercado sobre precios y calidades de una cadena multinacional de supermercados, que opera en la República Checa y tiene habilitada venta online en ese país.

De hecho, en esta plataforma todavía sigue activo el catálogo que publicita la marca Marqués de Toledo en variedades tinto y blanco al precio de 59,90 coronas checas, unos 2,22 euros la botella al cambio actual. Este supermercado Checo, ha sido contactado por Bodegas Lozano para ponerle al corriente de que están vendiendo vino bajo una marca plagiada.

PRIMERA RELACIÓN COMERCIAL HACE CUATRO AÑOS

Bodegas Lozano mantuvo una primera relación comercial con Vinarsvi Mutenice en el año 2013, cuando le vendió una partida de la marca Fonda Real, para un año después enviarle otra partida de Marqués de Toledo.

En el caso de Fonda Real, los checos llegaron incluso a registrar la marca, pese a que según confirma Ágata Lozano, 'brand ambassador' de la bodega de Villarrobledo, es Lozano quien tiene la titularidad dentro del ámbito comunitario.

"Tras realizar estas compras, Vinarsvi Mutenice utilizó nuestras marcas y nuestra presentación para su falsificación y comercialización a precios mucho más económicos, con calidades inferiores y con perfiles diferentes", detallan desde Lozano.

LA BODEGA CHECA NIEGA LOS HECHOS

Después de que Bodegas Lozano detectara el plagio el pasado 8 de marzo, apenas dos días después instaron a la bodega checa a cesar la venta de estos productos "y que hicieran un reconocimiento público de lo sucedido".

El pasado 17 de marzo se recibió respuesta desde Vinarstvi Mutenice alegando que nunca habían producido vino bajo la marca de Marqués de Toledo, "algo que es rotundamente falso" como demuestra la etiqueta del vino comercializado y el catálogo online aun disponible en plataformas digitales.

DO LA MANCHA E ICEX APOYAN A LA BODEGA

Tanto representantes de la Denominación de Origen La Mancha como del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) han recibido noticias por parte de la bodega sobre el plagio. En ambos casos han ofrecido apoyo a Bodegas Lozano en materia de contactos legales para acompañar en la defensa de sus intereses, del mismo modo que han brindado su disponibilidad para difundir la información necesaria para poner el caso en la escena pública.

Ambas instituciones han manifestado su "enorme malestar" ante estos hechos según Lozano. El propio director territorial del ICEX, Pedro Antonio Morejón, ha explicado a Europa Press que cuando surge un problema de este tipo, desde la entidad que dirige se ponen inmediatamente en contacto con el instituto que regule la propiedad intelectual en el país de origen del plagiador para saber si se trata de un productor reincidente.

La segunda gestión pasa por ponerse a disposición del perjudicado y aconsejarle la defensa especializada para afrontar este caso, tras lo que aconseja a los fabricantes españoles a introducir cláusulas arbitrales en sus contratos de compraventa con clientes de otros países, para contar así con una herramienta para solucionar este tipo de conflictos que "escape de lo jurídico".

"No solo se falsifican nuestros vinos, sino que este hecho afecta a la experiencia del consumidor y defrauda sus expectativas respecto a las referencias de otros productos de esa marca, lo cual contribuye a deteriorar la imagen de la marca" explica Vicente Ruiz, responsable de marketing de Bodegas Lozano, quien ha querido poner el acento en que este plagio no solo perjudica a la marca, sino además "al trabajo conjunto de todo el equipo que forma parte de Bodegas Lozano.

En este punto, desde la dirección de la bodega instan a los consumidores a "reivindicar productos auténticos" ante este tipo de plagios, y recuerdan el "tiempo, esfuerzo y dedicación" necesario, para crear una marca como Marques de Toledo.

BODEGA CENTENARIA

Lozano nació como bodega familiar en Villarrobledo en el año 1920, y hoy en día, con más de cien profesionales trabajando en la elaboración de sus vinos, han colocado a la marca como referente en el sector.

Igualmente, cuentan con oficinas comerciales en China y Estados Unidos, para la comercialización de marcas representativas como 1853, Oristan, Marqués de Toledo, Añoranza, Ophicus, Costa Azul y Fonda Real.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies