Puente espera firmar en breve los convenios de los túneles de Pilarica y de la SVAV

Actualizado 11/04/2017 14:57:14 CET

El alcalde desvincula la decisión sobre el soterramiento de las medidas judiciales contra León de la Riva por la Comfort Letter

VALLADOLID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha asegurado este martes que espera que en las dos semanas posteriores a la Semana Santa se firmen tanto el convenio con Adif para la ejecución de los pasos subterráneos de los barrios de Pilarica y Belén como el denominado 'pacto de accionistas' de la Sociedad Alta Velocidad con el que se permitiría el pago de las cantidades pendientes del préstamo de 404 millones de euros por parte de las entidades del Ministerio de Fomento.

En declaraciones a los medios de comunicación, el regidor vallisoletano se ha pronunciado sobre la admisión en los tribunales de los recursos que presentaron los servicios jurídicos del Ayuntamiento para la ampliación de la causa iniciada contra el exalcalde Francisco Javier León de la Riva, el exconcejal Manuel Sánchez y el edil del Grupo Popular actual Alfredo Blanco por la firma de dos cartas de conformidad además de la que ya se conocía de enero de 2011.

El regidor ha incidido en que las 'comfort letter' "no tienen que ver" con la decisión tomada para hacer o no el soterramiento, de modo que se ha preguntado "por qué no" querría el equipo de Gobierno hacer el túnel para el ferrocarril. "Querer, claro que queremos, una cosa es querer y otra es poder y el problema es que no tenemos recursos suficientes para poder hacerlo", ha recalcado.

En este sentido, ha explicado que ha habido avances en los últimos días en relación al denominado pacto de accionistas de la SVAV y ha señalado que espera contar mañana mismo con "un borrador definitivo" del mismo que podría firmarse "la semana que viene o la siguiente".

También ha recibido el Ayuntamiento, ha añadido, el borrador definitivo del convenio que se firmará con Adif y Renfe para realizar los dos pasos subterráneos para peatones en la plaza de Rafael Cano y para vehículos en el barrio de Belén. "A falta de un último visto bueno", ha apuntado el alcalde de Valladolid, el acuerdo está "listo para la firma", lo que se podría dar en "unos días".

Para Puente, en materia ferroviaria, actualmente son "prioridad" estos dos pasos subterráneos para "empezar a trabajar" así como la solución al pago de la deuda pendiente de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad --352 millones de euros--, que harían frente Adif y Renfe después de que se firme el pacto de accionistas en el que se reflejen los derechos de recobro por anticipar 404 millones --ya abonaron 60 millones en 2016--. "En ese momento, la primera losa se habrá levantado", ha recalcado.

El regidor ha aprovechado para criticar la posición del Grupo Popular a favor del soterramiento integral, la cual entiende que "cada vez queda más en evidencia", pues ha aseverado que en la negociación del pacto de accionistas "la Junta de Castilla y León ha dicho que no quiere poner los 9 millones de euros que se habían comprometido en el convenio primitivo" de 2002.

Por ello, ha reclamado que el PP de Valladolid "se baje de la nube", pues entiende que lleva "demasiado tiempo en ella" y que "pongan pie en tierra" para "enterarse de la realidad", pues considera que "les guste o no, es lo que tenemos".

En opinión del alcalde socialista, la carta de conformidad "demuestra que se ha estado dispuesto a ir muy lejos para mantener un sueño, una mentira", y se han suscrito unos avales que "no se podían firmar para vender un soterramiento que no era posible".

A este respecto, Puente ha optado por la prudencia para valorar la resolución que anula los sobreseimientos de las causas contra Alfredo Blanco y Manuel Sánchez y la incorporación de otras dos cartas de conformidad anteriores a la que sirvió de garantía al préstamo de 404 millones de euros.

"Da la sensación de que instrucción va avanzando, y que puede extenderse a mas personas que León de la Riva, y a más hechos que la última 'comfort letter', aunque todo es provisional", ha añadido.

El alcalde también ha negado que estas acciones judiciales contra su predecesor en el cargo fueran "gratuitas" o "innecesarias", pues ha recordado que el Ayuntamiento tiene una reclamación formal de deuda de 88 millones de euros por parte de los bancos con los que se suscribió el citado préstamo.

Para ello, se mantiene una "estrategia defensiva" que pasa por la declaración de nulidad de la carta de conformidad, aprobada en el Pleno del Ayuntamiento, y por otro lado el inicio de acciones penales contra el exalcalde por la firma de forma irregular del documento bancario.

En todo caso, ha recalcado que, aunque no se produjera la reclamación judicial de deuda, el Ayuntamiento "tiene que intentar que se cumpla la Ley, y tiene que denunciar actuaciones ilícitas", así como defender los intereses municipales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies