Desarticulado un grupo criminal que secuestró a dos hombres en Reus (Tarragona)

Mossos d'Esquadra
MOSSOS D'ESQUADRA - Archivo
Publicado 15/03/2018 15:04:56CET

   Los Mossos detienen a cinco personas a quien relaciona con drogas y tenencia de armas

   TARRAGONA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos hombres de 30 y 32 años de Riudoms y Reus (Tarragona) como presuntos autores de dos delitos de secuestro tráfico de drogas, falsificación documental, tenencia ilícita de armas y pertenencia a grupo criminal por haber secuestrado a dos personas.

   Según ha informado el cuerpo este jueves en un comunicado, estas dos detenciones se produjeron el lunes y se suman a las tres realizadas en enero por hechos similares, por lo que ahora los investigadores dan por desarticulado el grupo.

   En aquella ocasión, agentes de la Unidad Central de Secuestros y Extorsiones (Ucse) y del Grupo Especial de Intervención (GEI) interceptaron 'in fraganti' a tres hombres de 32, 29 y 19 años transportando en Reus a una persona secuestrada en el maletero de un vehículo de alquiler con la matrícula manipulada.

   Uno de los detenidos en esta segunda fase es el jefe de la organización y principal instigador del secuestro, y él, junto al otro detenido, suman 26 antecedentes policiales, la mayoría por delitos violentos y tráfico de drogas.

   La investigación comenzó el 28 de enero a partir de la denuncia de un vecino de Reus que explicó que habían secuestrado a su hermano y a un amigo, y que le exigían dinero para liberarlos.

MALOS TRATOS

   La presión policial y la ayuda de la familia facilitaron que el grupo liberara al primer secuestrado --a la que habían retenido para secuestrar a la segunda víctima, que los Mossos consideran su verdadero objetivo--, y la segunda fue liberada en un polígono industrial al verse sorprendidos por los Mossos mientras intentaban desplazarla.

   Este secuestrado, tras su liberación, tuvo que ser trasladado al hospital ya que presentaba varias heridas debido a los malos tratos sufridos durante el cautiverio.

   Los Mossos realizaron los días posteriores a la liberación varias diligencias y una entrada y registro en una masía de Mas Pujols, cerca de Riudoms, donde los secuestradores tuvieron a una de sus víctimas, y encontraron un hacha, una pala y un revólver.