La Policía Nacional requisa cinco urnas en la Escuela Aiguamarina del barrio de Verdum

La Policía Nacional requisa urnas de la Escuela Aiguamarina de Barcelona
EUROPA PRESS
Publicado 01/10/2017 11:51:46CET

   BARCELONA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Nacional ha requisado cinco urnas y otro material electoral en la Escuela Aiguamarina, del barrio barcelonés de Verdum, tras irrumpir sobre las 10.15 horas rompiendo la puerta de una valla.

   En el colegio se habían iniciado las votaciones una hora antes y, aunque han experimentado algunos problemas técnicos, el presidente de una de las cinco mesas ha explicado a Europa Press que en la suya habían votado unas 200 personas.

   Más de una decena de furgonetas policiales han llegado al colegio y, después de que agentes a pie lo rodearan buscando accesos, sobre las 10.15 horas han roto una puerta de la valla lateral que rodea el patio, a golpe de maza, y han entrado por este acceso y el principal, entre gritos de más de un centenar de vecinos.

   Al avanzar por el patio se han vivido momentos de tensión entre policías y vecinos, y al menos una persona que se encontraba en la escalera ha resultado herida, por lo que dos agentes de los Mossos d'Esquadra que estaban en el lugar han activado una ambulancia, posteriormente, además de preguntar si había más heridos.

   En el momento de la entrada de los policías, decenas de viandantes se han unido a las personas que se encontraban en el interior del colegio --entre los que había adolescentes y ancianos-- con gritos de 'Somos gente de paz', 'Votaremos' y algún 'Ya hemos votado', y han depositado una 'estelada' a los pies de los policías que hacían un cordón.

   Pasadas las 10.30 horas han abandonado el colegio agentes cargando con urnas, cajas con papeletas y una bolsa de basura llena de material, entre gritos de los vecinos, que posteriormente se han organizado para ir a votar a otros colegios entre muestras de indignación y algunos llantos de nerviosismo.

   Una vecina presente ha relatado que anteriormente la policía ha realizado el mismo procedimiento en el colegio de formación de adultos Freire, en el que habían pocas personas y ha criticado que los agentes han empujado a algunos para entrar con una actitud violenta "sin justificación", según ha afirmado.