Sindicatos de Mossos critican la "instrumentalización" del cuerpo en la equiparación salarial

MOSSOS D'esquadra / TWITTER
MOSSOS D'ESQUADRA / TWITTER
Publicado 18/01/2018 18:59:25CET

BARCELONA, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Profesionales de la Seguridad Pública (Fepol) y los sindicatos mayoritarios del cuerpo SAp y Seime --escala intermedia-- han criticado la instrumentalización que el Gobierno ha hecho del cuerpo catalán en la negociación de la equiparación salarial con la Policía Nacional y la Guardia Civil.

En un comunicado, han considerado que a las organizaciones de estos cuerpos estatales les ha faltado "un esfuerzo imaginativo" y han aprovechado la situación socioeconómica en Catalunya para buscar "enemigos con los que compararse".

"Acciones como estas son, además de populistas, irresponsables, porque contribuyen a agrandar la distancia entre las diferentes fuerzas de seguridad pública, ya fracturada por el escenario político actual", han avisado.

El sindicato de mandos de la escala intermedia Seime ha lamentado "la utilización política y malintencionada" del sueldo de la policía catalana para desprestigiarlos.

En un comunicado, asegura que la actual "situación sociopolítica" ha propiciado la aparición de información falsa sobre el salario de los Mossos, y si bien admiten que su sueldo puede superar en algunas escalas a otros cuerpos policiales del Estado, puntualizan que se han publicado cifras que son falsas.

Además, avisa de que los Mossos carecen de otros beneficios que sí tienen Guardia Civil y Policía como poder pasar a la reserva activa a los 58 años o con 25 años de servicio, la posibilidad de alojamiento gratuito, descuentos en transportes públicos, seguro médico para toda la familia y tener especialidades mejor pagadas.

"MALA FE"

En la misma línea, el Fepol considera que en esta demanda se han comparado, "de mala fe, nóminas que incorporan conceptos extraordinarios que visualizan una diferencia no real, con la finalidad de generar ese magnetismo fácil para atraer al que se siente agraviado".

Asevera que toda demanda de mejora es respetable pero con rigor, sin faltar a la verdad y manteniendo el máximo respeto: "Qué fácil hubiera sido reclamar mejoras laborales sin comparaciones, sin focalizar en 'el otro".

"Esa rivalidad corporativa a la que nos han querido llevar los distintos intereses políticos debe ser neutralizada y esta vez, las organizaciones sindicales no lo han sabido hacer", opina.