Torrent critica a Llarena y le acusa de querer "adulterar las mayorías" del Parlament

Roger Torrent, presidente del Parlament de Catalunya
EUROPA PRESS
Actualizado 10/07/2018 19:38:12 CET

Dice que el auto de suspensión no es "firme" y no aclara si la Cámara lo aplicará

BARCELONA, 10 (EUROPA PRESS)

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha criticado este martes la decisión del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena de suspender de cargo público a seis diputados, entre ellos al expresidente Carles Puigdemont, y le ha acusado de querer "adulterar las mayorías parlamentarias".

En declaraciones desde el Quebec (Canadá), donde se encuentra participando en la Asamblea Parlamentaria de la Francofonía, ha defendido que a los afectados por la resolución del Supremo se les imputan "delitos inexistentes, acusados a través de un relato falso que intenta atribuir una violencia que no ha existido nunca".

Torrent no ha desvelado si la Cámara aplicará el auto del juez: "Esta resolución no es firme, pero cuando la tengamos analizaremos su contenido en la Mesa --el órgano rector de la Cámara-- y a través de los mecanismos que tiene el propio Parlament para actuar en casos como este".

El presidente de la Cámara ha lamentado que se suspenda a diputados que no han sido condenados, y ha defendido que la solución a la situación actual de Catalunya debe afrontarse desde el diálogo y no desde la judicialización de la política a través de los tribunales.

"El diálogo y la negociación política son la base de la resolución de los conflictos políticos", ha resumido Torrent, que recientemente ha reivindicado a Quebec como un ejemplo a seguir por el referéndum sobre independencia que organizó --en dos ocasiones-- con el aval del Estado.

LA DECISIÓN

Si Torrent quiere abordar este asunto en la Mesa del Parlament deberá hacerlo el jueves, cuando está prevista una reunión del órgano rector de la Cámara para las 10 horas --normalmente son el martes, pero al estar él en Canadá se trasladó al jueves--.

Torrent tiene por un lado el auto del juez y también a grupos como Cs y PP que le exige aplicar la suspensión sin más dilaciones, mientras que por el otro tiene a la CUP y a JxCat, que consideran que tiene que ser el pleno del Parlament quien vote si deben ser suspendidos o no.