Ceuta implanta un nuevo sistema de control de porteadores

 

Ceuta implanta un nuevo sistema de control de porteadores

Porteadora en Ceuta
EUROPA PRESS/CEDIDA
Actualizado 29/03/2017 11:27:57 CET

CEUTA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Delegación del Gobierno en Ceuta y el Ejecutivo autonómico han puesto en funcionamiento este martes a primera hora de la mañana un nuevo sistema para regular el acceso a la ciudad autónoma de los miles de ciudadanos marroquíes que cada día cruzan la frontera para llevar mercancías sobre sus espaldas al país vecino. El nuevo régimen de paso exige acceder a suelo español por el 'Tarajal II', un paso exclusivo para porteadores, y recoger una tarjeta que habilita a sus poseedores para, al devolverla, volver al Reino alauita con fardos.

Los vigilantes de seguridad privada contratados por el Gobierno ceutí para ordenar el tránsito por el paso disponen de un máximo de 4.000 tarjetas para su distribución entre los porteadores, tope con el que se busca limitar a ese volumen el número máximo de marroquíes que puedan encontrarse de forma simultánea en los polígonos comerciales donde recogen los bultos.

España y Marruecos abrieron el 'Tarajal II' el 27 de febrero pero cuatro días después acordaron su cierre durante una semana al recibir Ceuta hasta 10.000 porteadores cada mañana. El paso volvió a estar operativo el día 13 entre continuas avalanchas de personas. En una de ellas resultó herida el pasado jueves en el lado marroquí una joven ciudadana del país vecino que perdió la vida el domingo en el Hospital Provincial de Tetuán.

Hace casi ocho años, en mayo de 2009, otras dos mujeres fallecieron aplastadas al registrarse otra estampida en unas escaleras dentro de los polígonos, a cuyos propietarios se ha exigido que presenten un plan de seguridad y evacuación antes del próximo viernes.

El portavoz del segundo grupo de la oposición en la Asamblea autonómica, Mohamed Ali (Caballas), ha reclamado en declaraciones a Europa Press un pronunciamiento "claro y tajante" de los Gobiernos de España y Marruecos sobre "las posibilidades de mantener el 'comercio atípico' dentro de unos límites innegociables que son el orden, la dignidad de los trabajadores y el respeto a los Derechos Humanos".

"España no puede permanecer impasible ni mirar hacia otro lado aunque la tragedia suceda fuera de nuestras fronteras y ambos Estados están obligados a decir si pueden y quieren poner los medios que hagan falta para conseguirlo porque la vida de la porteadora muerta debe ser un punto de inflexión para asumir que, así, esto no merece la pena", ha dejado claro el político localista.

Hace tres años, el Gobierno local que preside Juan Vivas (PP) cifró en unos 266 millones de euros el volumen de mercancías que 'transitan' cada año al margen de cualquier control aduanero en la frontera hacia Marruecos, que considera "contrabando" este "negocio de subsistencia" del que viven "decenas de miles de personas" en el país vecino, según estiman las autoridades ceutíes.

El delegado del Gobierno en Ceuta, Nicolás Fernández Cucurull, ha pedido a los Ministerios de Interior y Asuntos Exteriores que "estudien" cómo modificar el Tratado de Schengen para acabar con la excepcionalidad que actualmente permite a todos los residentes en la provincia de Tetuán con pasaporte en vigor acceder a la ciudad española sin visado.

La población de la región vecina ha aumentado "exponencialmente" durante los últimos años y la frontera del Tarajal, colapsada a diario desde hace meses, es escenario durante las últimas semanas de continuas protestas contra el endurecimiento y ordenación más estricta de las condiciones de entrada en Ceuta para vehículos y peatones.

Por su parte, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía ha reclamado una investigación y que se depuren responsabilidades por esta muerte por aplastamiento y ha exigido una "actuación urgente que ponga en marcha una gestión de la frontera que respete los derechos humanos".

Según ha relatado la APDH-A en un comunicado, la joven, de unos 20 años, que era de origen marroquí, deja un hijo de corta edad, y había comenzado recientemente a realizar labores de porteo, una actividad que consiste en trasladar fardos, como equipaje de mano, desde el polígono del Tarajal de Ceuta hasta las localidades alauitas próximas a la frontera, a cambio de una comisión.

Las avalanchas se suceden a diario desde la apertura de la frontera de El Tarajal II el pasado 27 de febrero, según ha indicado la asociación, que viene advirtiendo desde entonces "de la importancia de abordar la situación antes de que se produjera una desgracia".

La organización visitó justo este lunes la frontera y el polígono de El Tarajal y pudo comprobar que el nuevo paso de El Tarajal II "pretende invisibilizar el porteo, pero las consecuencias continúan: las aglomeraciones, la violencia a la que se ven sometidas las personas que portan las mercancías".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies