Cs y PP rechazan apoyar una declaración institucional para condenar "las agresiones fascistas" del 9 d'Octubre

Imagen de la manifestación en València
EUROPA PRESS
Publicado 18/10/2017 15:15:17CET

Cs cree que se está "politizando un tema muy serio" y PP alega que no exprese "su apoyo a los FFCC de Seguridad"

VALÈNCIA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los grupos parlamentarios de Cs y PP han rechazado este miércoles apoyar una declaración institucional en las Corts Valencianes de condena a las "agresiones fascistas" registradas en pasado 9 d'Octubre, Día de la Comunitat, que planteaban Podemos y Compromís y que había firmado el PSPV.

Al haber sido rechazada por el PP y Cs y no contar con el apoyo de todos los grupos no ha podido ser presentada en la cámara valenciana como una declaración institucional, por lo que los grupos que la han propuesto ahora valorarán cómo incluir esta iniciativa en un pleno.

Podemos y Compromís han criticado el rechazo de PP y CS a firmar el texto que habían impulsado. Al respecto, la síndica de Cs en las Corts, María Carmen Sánchez, ha justificado su rechazo al texto porque considera que "se está politizando un tema muy serio".

"Hay que condenar la violencia siempre, venga de donde venga, pero no podemos aceptar que se hable de "gestión política ineficiente" --como apunta el texto-- cuando "hay detenciones y una investigación en marcha". Por ello, ha avanzado que Cs presentará un texto alternativo en el que "se condene la violencia" y que espera que cuente con "el apoyo de todos los grupos políticos".

Por su parte, el PP ha explicado, en un comunicado, que se ha opuesto al texto por "la falta de apoyo expresa en el texto a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado". Además, ha criticado que la declaración institucional de Compromís y Podemos "pretendía señalar de manera crítica la actuación de Delegación del Gobierno y de la Policía" y ha recordado que en su momento el PPCV "ya emitió un comunicado de condena de los hechos violento ocurridos el 9 d'octubre, que siempre los condenamos vengan de donde vengan".

Por su parte, el síndic de Compromís en las Corts, Fran Ferri y el portavoz adjunto de Podemos, César Jiménez, han lamentado los hechos ocurridos ese día y han explicado que el objetivo del texto era hacer "una condena unánime" de lo sucedido.

Desde Podemos, César Jiménez ha explicado que lo que se pretendía era "condenar los incidentes que hubo el 9 d'Octubre", pero ha lamentado que Cs y PP no estén de acuerdo con el contenido íntegro del texto al no haberlo apoyado.

"Nosotros queríamos poner de manifiesto nuestra posición de preocupación por la falta de gestión eficiente de recursos policiales para garantizar el derecho de manifestación, tanto por la mañana como por la tarde, y de celebrar el día de los valencianos", ha señalado Jiménez.

Por su parte, Ferri ha explicado que el objetivo del texto era hacer "una condena unánime" de lo que ocurrió el día de la Comunitat Valenciana que "debería haber sido un día de fiesta, celebración, paz y salir a la calle con felicidad" y, en cambio, ha lamentado que se convirtió en otra cosa con "insultos y amenazas" en la Procesión Cívica.

"Por la tarde no se pudo llevar a cabo una manifestación convocada legalmente y comunicada a Delegación del Gobierno porque una serie de violentos fascistas salieron a la calle a impedirla", ha lamentado.

PASIVIDAD DE DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

"Eso es lo que nosotros queríamos con esto", ha remarcado Ferri, quien ha admitido no entender "la pasividad" de ese día de la Delegación del Gobierno "a la hora de utilizar bien los pocos recursos policiales con los que contaba para evitar que estos ultras llegaran" a la manifestación.

"Hemos visto vídeos de la policía rodeando a estos ultras que iban hacia donde empezaba la manifestación. Esto para mí es muy grave y estos policías no deberían de haberlos dejado continuar. Son actuaciones que deberíamos de condenar porque no puede ser que no se pueda llevar a cabo una manifestación convocada legalmente y pacífica por parte de gente violenta que no quiere escuchar las ideas de otros", ha lamentado.

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL

Concretamente, la declaración institucional indica que el pasado 9 d'Octubre estuvo marcado por "la violencia fascista" e indica que ya durante la Procesión Cívica hubo "insultos, amenaza e intentos de agresión", mientras que, por la tarde, cuando tenía lugar la manifestación se produjeron "agresiones y palizas".

"Muchos ciudadanos fueron agredidos simplemente por sus ideas y su implicación política y vieron obstaculizado su derecho a una marcha pacífica", recalca el texto.

"Mientras avanza en las investigaciones policiales y judiciales de los hechos, las cuales han cogido ritmo después de unos primeros momentos de lentitud e indecisión, las Corts quieren manifestar su preocupación por la ineficiente gestión por parte de los comandos políticos de los efectivos de las fuerzas de seguridad disponibles, a pesar de ser conocido el ánimo por generar conflictos de los grupos simpatizantes de partidos de la ultraderecha", subraya.

Así, lamenta que por esa "falta de previsión", la Comunitat acaparó la atención mediática y política "quedando tocada la imagen de un día que debería de ser de celebración para todo el pueblo valenciano". "Los valencianos no podemos aceptar que se vincule el 9 de octubre con acciones de grupos de extrema derecha que son violentos y minoritarios y que, en ningún caso, son representativos de nuestra sociedad", subraya.

En este sentido, el texto hace hincapié en que "no se pueden tolerar los intentos de interrumpir el normal ejercicio de expresión de los valencianos que han querido sumarse libremente a las manifestaciones convocadas dentro del marco de reivindicación democrática en un entorno de respeto y convivencia".

Además, recuerda que el artículo 21 de la Constitución reconoce el derecho de reunión "pacífica y de manifestación", por lo que el estado "debe velar para asegurar su libre ejercicio en un entorno de seguridad y con plenas garantías". Por ello, la declaración pretendía que las Corts mostraran su "firme condena" contra estos incidentes y su rechazo a los mensajes de odio de los "grupos fascistas".

"Los valencianos somos un pueblo abierto, orgulloso de su diversidad, que quiere la democracia y que desea vivir conforme a los valores de pluralidad, igualdad y convivencia. El conjunto de los diputados de las Corts queremos declarar que el 9 de octubre es un día de para la alegría y la celebración común, un día que tiene que servir para conmemorar todo lo que nos une como pueblo y nos cohesiona como sociedad. No permitiremos que una minoría de intolerantes secuestre este día tan simbólico para todos nosotros", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies