El incendio de Artana afecta a unas 700 hectáreas de la Sierra de Espadán

Bomberos trabajando en la extinción del incendio de Artana
SIAB
Actualizado 27/07/2016 21:01:49 CET

   VALENCIA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El incendio declarado en Artana (Castellón) ha afectado por el momento a una superficie aproximada de 1.500 hectáreas, de las cuales unas 700-800 son de la Sierra de Espadán pero "no del corazón del parque natural", ha informado la consellera de Agricultura, Elena Cebrián.

   Así, ha puntualizado que hay una "parte importante" del parque natural de la Sierra de Espadán que se ha visto afectada por las llamas, aunque ha destacado que los efectivos han conseguido cerrar una zona de "muy alto riesgo" lo que ha permitido que el fuego no haya entrado en el corazón del parque natural de la sierra. "Eso es lo que nos daba mayor preocupación", ha admitido.

   Cebrián ha destacado que en este momento las condiciones climatológicas, con mayor humedad en el viento, dan "cierto respiro" y permiten estar "más tranquilos" respecto a la evolución de las llamas.

   Asimismo, ha querido destacar la labor de los efectos desplegados en la zona y la colaboración del Ministerio de Agricultura, la UME, Comunidades Autónomas, la Generalitat y las Diputaciones en las tareas de extinción que, a su juicio, han sido "excelentes y han permitido evitar que las llamas avanzaran por la zona suroeste y entraran en el corazón de la Sierra de Espadán.

   No obstante, ha indicado que los trabajos en la zona continúan y ha explicado que su departamento ya ha iniciado la estrategia postincendio, que se activará cuando el fuego esté totalmente extinguido, para ir coordinando con los alcaldes de los municipios cómo abordar la recuperación de la zona.

REFORESTACIÓN

   Respecto a si su conselleria estudia la posibilidad de reforestar la zona, ha indicado que "no de forma inmediata" porque "no es recomendable", aunque ha indicado que tendrá que haber un estudio técnico previo que señale las actuaciones que se podrán acometer.

   Asimismo, ha manifestado de que estarán "muy vigilantes" al impacto que pueda tener en el terreno las lluvias de septiembre y ha aconsejado no entrar en la zona una vez se de por extinguido el incendio porque el suelo está "delicado y desnudo".