Oltra asegura que las aportaciones "más valientes" a la nueva Ley de Infancia las han hecho los propios niños

Consejos participantes en la nueva Ley de la Infancia
GVA
Publicado 17/02/2018 12:21:59CET

VALÈNCIA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha destacado que entre las aportaciones "más valientes y novedosas" que recoge la nueva Ley de Infancia y Adolescencia se encuentran las realizadas por los niños y adolescentes que han participado en el proceso de elaboración.

El borrador de esta norma ha sido presentado esta semana por Oltra en un acto en el que participaron representantes de entidades y administraciones, ante más de un centenar de niños que forman parte de los consejos de la infancia de la Comunitat Valenciana, que han realizado cerca de la mitad de las aportaciones que se han hecho desde fuera de la Conselleria, detalla la Generalitat en un comunicado.

Esta ley otorga a los niños la consideración de ciudadanos "de pleno derecho" e impulsa su participación en la vida pública y la promoción de sus derechos. Bajo este prisma, Oltra ha afirmado que supone "darle un nuevo enfoque trasversal a todo aquello que tiene que ver con el desarrollo de la infancia, atendiendo a la diversidad de cada niño". En definitiva, "un cambio de paradigma que implica dejar de considerarlos como objetos de protección para pasar a reconocerlos como sujetos de derecho".

La titular de Igualdad ha apuntado como principios rectores de la norma la equidad y el empoderamiento de los niños y adolescentes en el ejercicio de sus derechos, para lo que "se les reconoce por primera vez como ciudadanía activa y de pleno derecho en todos los ámbitos de las esferas públicas y privadas".

Asimismo, se reconoce el derecho a la identidad y a la expresión de género, y en la esfera pública se garantiza que las administraciones tendrán que consultar la opinión de la infancia y la adolescencia en aspectos que les afecten, como las políticas de ocio educativo o el diseño urbano de los municipios.

Oltra ha resaltado al respecto que "es la primera vez que un proceso de participación de una ley se adapta para que la gente más joven pueda hacer sus propuestas", por lo que ha manifestado estar "muy orgullosa" del trabajo realizado por los más jóvenes. Por ello, ha propuesto a las instituciones europeas incluir este proceso como ejemplo de buenas prácticas.

AYUDAS INEMBARGABLES

Por otro lado, la consellera ha explicado que esta ley también pretende dar un paso más en la lucha contra la desigualdad que ya se ha iniciado con otros proyectos legislativos como el que regula la renta valenciana de inclusión, y así establece que en la concesión de ayudas destinadas a la infancia, se tendrá en cuenta la situación de la persona menor de edad a la cual va dirigida.

"Esto evita que los niños se vean excluidos de las ayudas a las que tienen derecho porque sus familias tengan deudas o incumplimientos que les impidan o dificulten acceder a las mismas", ha señalado.

El borrador también establece el acceso al ocio educativo como un derecho y asegura que durante la educación primaria se procurará que las actividades de aprendizaje programadas puedan hacerse dentro de la jornada lectiva, "de manera que el exceso de deberes no reduzca el tiempo de juego", en atención a otra de las demandas planteadas por los niños.

ACUSACIÓN POPULAR EN CASOS DE VIOLENCIA

En el ámbito de la protección, la ley abre la posibilidad de que la Generalitat se persone como acusación popular en los casos de violencia grave contra las personas menores de edad, mientras en los casos de agresión machista o violencia intrafamiliar el Consell impulsará que sea el agresor y no la víctima la que abandone el domicilio familiar.

Otra de las novedades de la norma es, según Oltra, que "el foco se traslada de prevenir el maltrato a promover el buen trato y los afectos", para lo que incluye medidas trasversales como programas de orientación familiar para la corresponsabilidad y la promoción de horarios y condiciones laborales compatibles con la crianza, entre otros.

"El derecho a la vida y a la integridad física y psíquica cobra especial importancia, y para su defensa se configura un sistema integral de prevención y protección frente a la violencia contra la infancia, que implique a todos los poderes públicos, de una manera coordinada", ha reivindicado la vicepresidenta.

ACOGIDA COMO MEDIDA PREFERENTE

Una de las demandas más repetidas por los consejos de infancia es el derecho de cualquier niño a vivir en familia, ante lo que Oltra ha destacado que la ley establece el acogimiento familiar como la medida preferente de protección en cualquier caso.

Para fomentar este tipo de acogimiento, se amplían las facilidades para las familias acogedoras con actuaciones como la posibilidad de establecer medidas extraordinarias cuando no se puedan escolarizar al niño que tienen acogido en el mismo centro que sus hijos, o la equiparación con las familias numerosas en las prestaciones para el sostén de la crianza.

Dentro del fomento de la desinstitucionalización, Oltra también ha destacado que el borrador incluye novedades sobre la acción protectora que se ejerce sobre los chicos tutelados por la Generalitat una vez cumplen la mayoría de edad. Entre ellas figuran la creación de programas para la preparación de la vida independiente, que incluyen acceso preferente a la educación postobligatoria o a programas de inserción sociolaboral.