El TS eleva a 2.000€ la condena al Ayuntamiento tras desistir de su recurso sobre El Cabanyal

Imagen de una calle del barrio El Cabanyal
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 22/01/2015 16:25:26 CET

VALENCIA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo (TS) ha condenado al Ayuntamiento de Valencia a pagar 2.000 euros de costas judiciales tras desistir de su recurso de casación sobre el Plan Especial de Reforma Interior (Pepri) del barrio valenciano de El Cabanyal, frente a los 300 euros impuestos inicialmente.

   En su auto, facilitado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), estima así parcialmente un recurso del Instituto de Defensa de Intereses Patrimoniales, Culturales y Artísticos del Cabanyal Canyamelar (IDIP CACC-Salvem el Cabanyal-Canyamelar), que pedía una revisión de las costas impuestas para subirlas a 4.000 euros.

   El desistimiento del consistorio se produjo después de que, en junio, la Sala Tercera del TS rechazase el recurso de la Generalitat contra la orden del Ministerio de Cultura que en 2009 --en época del gobierno socialista-- paralizó el Pepri al considerar que existía expolio, en una sentencia en la que se establecieron unas costas de 4.000 euros.

   A finales de julio, la secretaria de Sala del Supremo condenó al Ayuntamiento a pagar 300 euros en concepto de costas por desistir del proceso "muy tardíamente", una vez que ya estaba señalado día para votación y fallo, cantidad que ahora ha sido elevada a 2.000 euros por los magistrados a instancias del recurso de estas entidades.

   En su auto, el TS aborda el argumento del Instituto de Defensa de Intereses Patrimoniales, Culturales y Artísticos del Cabanyal Canyamelar acerca de la "falta de proporción" entre la cuantía máxima de 4.000 euros fijada para costas en la sentencia del pasado 23 de junio y la de 300 euros fijada en el decreto de julio sometido a revisión, bajo la consideración de que "en los dos recursos las partes han cumplido los mismos trámites procesales en torno a unas cuestiones también iguales".

"RAZONABLE ESTABLECER UNA MÍNIMA PROPORCIONALIDAD"

   Al respecto, la Sala les da razón en cuanto a que "no cabe ignorar la proximidad y en muchos aspectos plena identidad entre ambos procedimientos de casación", el de la Generalitat y el del Ayuntamiento, por lo que considera "razonable establecer entre ellos una mínima ligazón de proporcionalidad que no satisface en su totalidad" esa cifra de 300 euros que, a su juicio, "resulta excesivamente alejada" de la fijada para el recurso "con el que éste guarda una evidente analogía".

   El Alto Tribunal agrega, no obstante, que "esta analogía no implica identidad", ya que si bien el Instituto de Defensa de Intereses Patrimoniales, Culturales y Artísticos del Cabanyal Canyamelar no actuó como parte en el recurso de la Generalitat, sí lo hizo el abogado del Estado y, por este motivo, no ve obligación de equiparar el importe al fijado en su día "al ser su labor en éste sustancialmente repetitiva".

   Por todo lo anterior, concluye que el importe de la condena en costas al consistorio valenciano se cifre en 2.000 euros por todos los conceptos, frente a los 300 fijados inicialmente y los 4.000 euros que solicitaba ahora el Instituto de Defensa del Cabanyal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies