40 años sin Groucho Marx: 10 curiosidades del genio deslenguado

Groucho Marx
CORDON PRESS
Actualizado 19/08/2017 13:21:36 CET

MADRID, 19 Ago. (EDIZIONES) -

Tal día como hoy, hace 40 años, fallecía en Los Ángeles (California) uno de los mayores mitos de la comedia, el actor y humorista Groucho Marx, a la edad de 86 años. Considerado como el cómico más influyente de todos los tiempos, el estilo de Marx creó escuela entre una larga descendencia de deudores que, pese a todo, jamás han alcanzado la estela del neoyorquino.

Marx nació el 2 de octubre de 1890, con el nombre de Julius Henry Marx, en el seno de una familia de inmigrantes de origen judío alemán, siendo el cuarto de seis hermanos. Sus padres abandonaron el Viejo Continente en busca de prosperidad económica en los Estados Unidos aunque, como tantos otros, la familia Marx no lo tuvo nada fácil.

Groucho, que comenzó su andadura en el mundo del espectáculo a la temprana edad de 15 años, triunfaría durante los años 20 junto a sus hermanos  Gummo, Harpo y Chico, bajo el nombre de los 'Hermanos Marx'. Hasta tal punto fue el éxito del grupo que la crítica de Broadway terminó rendida al espectáculo 'The cocoanuts', trampolín definitivo de los Marx hacia el estrellato.

Tras una larga y fructífera carrera cinematográfica, en la que firmó contrato con estudios como Paramount o Metro-Goldwyn-Meyer, los mayores éxitos de Groucho llegarían durante su etapa en solitario. En 1972 recibió el premio especial del Festival de Cannes y dos años más tarde el Oscar honorífico por su larga y magnífica trayectoria profesional. Groucho Marx falleció en Los Ángeles el 19 de agosto de 1977 a causa de una neumonía, pero una vida de este calibre se presta a numerosas anécdotas de lo más curiosas.

GROUCHO RECHAZÓ ACTUAR PARA FELLINI

El director de La dolce vita era, no podía ser de otro modo, un apasionado de Groucho Marx. Hasta tal punto de que, como señala The Telegraph, se marcó como un objetivo personal contratar al humorista para alguna de sus películas. Pero si alguien se podía permitir el lujo de rechazar a uno de los directores más importantes de la época, ese era Groucho. ¿Cuál fue el motivo? Groucho se negó a pasar tanto tiempo en Roma.

ADORABA A WOODY ALLEN

De leyenda a futura leyenda, el halago fue de categoría. Y no es ninguna suposición. Marx se lo comentó en una entrevista al fallecido crítico de cine Roger Ebert: "Dicen que Allen está influenciado por los Hermanos Marx. Para nada. Tal vez hace 20 años podría haber sido inspirado, pero hoy él es original. El mejor, el más divertido".

BAILÓ EN EL BÚNKER DE HITLER

Sucedió durante una visita en 1964 a Berlín oriental. Marx, acompañado por un grupo de amigos, observó que los nazis habían eliminado todo rastro de las tumbas de ciudadanos judíos. Ante eso, ordenó a su chófer que los llevara al búnker donde Hitler se había suicidado. Una vez allí, Groucho, de ascendencia judía, bailó un Charleston sobre la hipotética tumba del tirano. Puede ser la única ocasión en la que nadie rió ante una de sus actuaciones.

FUE UN GRAN GUITARRISTA

El carácter polifacético de Marx nunca conoció límites. Aunque de pequeño tomó clases de piano, la guitarra era su verdadera pasión. Hasta el punto de que pasaba horas practicando cada día y se hizo un gran amigo del guitarrista clásico Andrés Segovia.

SE LE ATRIBUYEN FRASES QUE NUNCA DIJO

Se podría escribir un libro con las mejores citas que pronunció Groucho Marx: "Me niego a unirme a un club que acepté a alguien como yo de miembro", "El secreto de la vida es la honestidad y el trato justo. Si puedes fingir eso, lo has conseguido"... Pero, la verdad, es que hubo muchas otras frases célebres que nunca pronunció, aunque mucho se esforzaron algunos para que así lo pareciera.

UN VERANO A BASE DE MARIHUANA

Claro que, como indicó el propio Marx, todo fue por un accidente. Lo explicó en una carta que escribió para levantar la moral de las tropas estadounidenses que combatían en el Pacífico en 1943. En ella aclaraba que, debido a la escasez que provocó la guerra, tuvo que sustituir la carne por la verdura en su dieta. Pero al parecer fue estafado: "Tuve la impresión de que era un vegetal, pero durante las últimas semanas he tenido dificultades para permanecer despierto y esta mañana descubrí que había comido marihuana todo el mes de julio ".

DEBE SU NOMBRE A UNA TIMBA DE PÓKER

Groucho adoptó este nombre, así como sus hermanos los propios, como consecuencia de los resultados de una partida de póker que se celebró durante 1914 en Galesburg, Illinois. Todos los hermanos estaban jugando con su compañero Art Fisher, que les dio apodos cuando repartió las cartas. Harpo por su afición al arpa, Chico por ser el galán y Gummo por sus zapatos de goma. Sin embargo, el motivo de Groucho todavía no está aclarado.

UN BIGOTE PINTADO

El famoso bigote de Groucho Marx no era real, sino postizo. Pero lo curioso es el material que el actor empleaba para pegárselo al rostro. En una ocasión, Groucho llegaba tarde a una de sus actuaciones y, en vez de colocárselo con pegamento, decidió dibujarlo con pintura de grasa, una costumbre que ya no abandonó.

SU PRIMERA PELÍCULA DESAPARECIÓ

Triste pero cierto. El primer filme de los Hermanos Marx, titulado Humorisk, jamás pudo ser encontrado. Es la única película de cine mudo de este grupo de comediantes.

CASI RODARON UN FILME CON BILLY WILDER

Al igual que Fellini, Wilder también era otro fanático de los Marx. Aunque el grupo se había separado definitivamente para 1950, Wilder consiguió atraerlos hacia un proyecto personal en 1960. Sin embargo, pese al interés inicial de todos los hermanos, el proyecto no se llevó a cabo. Chico murió, Gummo cayó enfermo y todo acabó en nada.

Sensacine
Estrenos de cartelera
Bajo El Sol
Bajo El Sol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies