Eduardo Mendoza, premio Cervantes 2016: "Montoro me deja tranquilo porque cumplo como el mejor"

 

Eduardo Mendoza, premio Cervantes 2016: "Montoro me deja tranquilo porque cumplo como el mejor"

Eduardo Mendoza recibe el Premio Cervantes de manos de Felipe VI
POOL
Publicado 20/04/2017 15:16:19CET

   ALCALÁ DE HENARES (MADRID), 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El premio Cervantes 2016, Eduardo Mendoza, ha asegurado que en España el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, le "deja tranquilo" porque cumple "como el mejor" y considera necesario "pagar impuestos".

   "Nunca he querido defraudar y hay que pagar impuestos, me gustaría que todo el mundo fuera como yo", ha señalado Mendoza a un grupo de periodistas a la conclusión del acto en el que ha recibido el galardón, en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares.

   El autor de 'Sin noticias de Gurb' ha reconocido que una vez tuvo una inspección de Hacienda y le encontraron "dos despistes", lo que ha conllevado que "desde entonces" el escritor catalán esté más pendiente. "Aquí me dejan tranquilo", ha aseverado.

   Mendoza tiene su residencia en Londres y también se muestra tranquilo ante la situación del Reino Unido, que afronta su salida de la UE. "A mi no creo que me afecte personalmente, mientras pague mis impuestos de contribución urbana, que no es algo desdeñable...", ha comentado con humor.

   El galardonado ha hablado de su encuentro el pasado martes en La Moncloa con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien finalmente no ha podido acudir a la ceremonia. "Ha habido conversaciones previas, él quería estar presente y buscamos una solución, pero cuando yo podía, él no podía venir", ha lamentado.

   Respecto a su encuentro, ha revelado que estuvieron "charlando de libros". "Él se refirió a mis libros, que los había ido leyendo a lo largo de su vida", ha afirmado, sin dar más detalles respecto a los gustos literarios de Rajoy "en general".

   Preguntado por la corrupción, ha asegurado que es "un problema muy serio", en unos momentos en los que "se puede crear un estado de ánimo muy pernicioso". "Se crea una desconfianza hacia los políticos que puede ser aprovechada por personas simples y astutas que se llevan el gato al agua", ha lamentado.

   En cualquier caso, ha reconocido que atendiendo a la situación de países como Holanda o Francia previa a las elecciones, se está "entrando en una deriva preocupante". Cuestionado sobre si Rajoy le ha admitido estar preocupado por esto, ha tirado de ironía: "mal iría un presidente si no está preocupado".

   De todas formas, no considera que la situación "vaya a ir a mejor". "Mejor no vamos a estar. La crisis es el estado natural de la sociedad y aveces empeora, otras se mantiene y otras es una catástrofe", ha aseverado.

   En cuanto a su discurso, ha reconocido que este premio "impone un poco". El autor catalán ha empleado el humor en gran parte de su intervención, a pesar de afirmar que "las cosas serias deben hablarse con seriedad". "El humor no puede emplearse como una tapadera o un remedio de lo que uno quiere decir", ha apuntado.

   En una parte de su intervención, ha aludido a la actual situación de las humanidades en las escuelas. "Hay un fallo grande en olvidar la literatura como materia de estudio, es una asignatura como Química o Biografía y no hay que dejarse llevar por una especie de facilidad. Si no...¿qué referentes culturales tenemos?", ha preguntado, poniendo como ejemplo el humor de los Monthy Python, lleno de alusiones a su cultura.

   Por último, ha afirmado no arrepentirse de ninguno de sus libros, aunque sí se "equivocó" con algunos al escribirlos "de una manera determinada". "Hay decisiones técnicas con las que a veces aciertas y otras te equivocas, pero es la vida del escritor", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies