Roberto de Paz retrata en su novela la "pérdida de fe en el Estado de Bienestar" de 'Los Valientes'

Roberto de Paz
PICASA
Publicado 09/11/2015 12:35:04CET

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El escritor Roberto de Paz regresa a la novela con 'Los Valientes' (Salto de Página), un retrato de varias personas que han "perdido la fe en el Estado de Bienestar" y que tratan de seguir con sus vidas a pesar de las dificultades.

"Los valientes pueden ser los que huyen, entendiendo la vida como una forma de buscar otra cosa, una alternativa, porque no les queda otra que seguir adelante. Pero también son las personas que en un momento determinado deciden romper y huir para buscar algo mejor que lo que tienen", ha señalado en una entrevista con Europa Press De Paz.

Esta novela se centra en una familia desestabilizada por la muerte del padre, un astronauta que fallece volviendo de una misión del Challenger. Por otro lado, rescata la figura de Elena, una joven víctima de los abusos de su padre y que hace buenas migas con Tirso y David, los dos protagonistas.

La idea de introducir el Challenger en una historia social le sirve al autor para "ilustrar de la forma más radical posible" la necesidad de evasión. "Se me ocurrió una especie de ucronía en la que alguien que hubiera ido en el Challenger y hubiera sido capaz de salir de la Tierra y tener esa visión, falleciera y dejara tocados al resto de personajes", ha indicado.

De esta manera, tras el incidente, 'Los valientes' se centra en "el problema de la comunicación", ya que tanto los hijos como la madre terminan aislados del resto de la sociedad y sin atender sus propios problemas. Quizás uno de los personajes, Tirso, sí que intenta coger las riendas de su vida, aunque sin éxito.

Tirso es trabajador social --como el propio De Paz-- y la época de crisis le supone "una cierta insatisfacción laboral". "Ahí se ve cómo aumenta la curva de personas con necesidades mientras la curva de recursos decrece, es un poco infierno verte en ese contexto. Qué mejor que una persona que trabaja en servicios sociales como para decir 'estoy harto de esto y voy a buscar una forma de vida alternativa'", ha señalado.

LA CIENCIA CUÁNTICA, "CUESTIÓN DE FE"

Este personaje, al igual que otros, está basado en parte en historias reales, pero buscando "una dualidad" a la hora de mostrar su personalidad. "Un trabajador social cobra por lo que hace, en algún momento tiene que poner barreras a su labor. Es complicado, pero creo que la novela muestra también hasta donde tus principios éticos podrían acabar devorándote a ti mismo", ha apuntado.

Además, 'Los valientes' introduce a través del personaje de la madre de Tirso y David ciertas teorías relacionadas con la ciencia cuántica, gracias a su afán por recuperar la figura del marido. "Hemos llegado a un punto con la ciencia cuántica que es muy difícil de diferenciar de la magia, o al menos para los que no están metidos, es un lenguaje que requiere de fe. Me interesa esa ciencia frontera en la que hace falta un punto de fe para llegar a creértela", ha aseverado.

AUSENCIA DEL PADRE

Al igual que en su anterior novela 'El hombre que gritó la Tierra es plana', De Paz vuelve a retomar el tema de la ausencia de la figura paterna, algo que reconoce que no es casual. "Dramáticamente creo que no hay nada más poderoso que el niño que está marcado por el padre, ya sea positiva o negativamente. A pesar de que yo haya tenido una infancia aburridamente normal", ha bromeado.

En cualquier caso, a pesar de la disconformidad de sus personas en 'Los valientes', el autor defiende esa actitud de escape antes que de confrontación. "Tengo una idea de revolucionario, pero no creo que me gustase ver Madrid en llamas, porque la parte racional me lleva a pensar que toda revolución se cobra un precio casi siempre demasiado alto. No me gustaría llegar a eso", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies