Sarah Andersen (Sarah's Scribbels), "sorprendida" por el éxito de sus viñetas en España: "Vino a verme mucha gente"

Contador
Entrevista en Madrid con Sarah Andersen por la publicación de Crecer es un mito
EUROPA PRESS
Publicado 17/11/2017 15:24:30CET

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Sarah Andersen, la autora de las viñetas 'Sarah's Scribbles' que comenzaron a circular en 2011 por Internet, ha visitado Madrid esta semana para promocionar la traducción al español de su segunda colección de viñetas 'Un bollito feliz', publicada por Bridge.

La dibujante estadounidense se ha mostrado muy "sorprendida" por el éxito de sus dibujos en el país. El primero de sus libros, 'Crecer es un mito', lleva cuatro ediciones y asegura que le ha pillado por sorpresa la afluencia de seguidores en la presentación del segundo en España.

"Ayer vino un montón de gente a verme para que les firmara el libro, así que deben haber llegado hasta mis viñetas de algún modo --explica--. Sé que hay una página de Facebook en español que es bastante grande, así que imagino que se difundirían desde allí y después llegaron hasta los libros".

Con el incremento de popularidad de sus dibujos, algunos usuarios de redes sociales se lanzaron a hacer traducciones de sus viñetas a otros idiomas, como el español o el ruso, que han convertido a Sarah en un personaje conocido más allá de los países angloparlantes. La página de Facebook 'Sarah's Scribbles en Español', por ejemplo, tiene casi 700.000 seguidores; y la versión rusa se publica en la página www.acomics.ru.

La dibujante explica que con sus viñetas, en las que refleja sus "pensamientos y experiencias" como persona introvertida en un mundo de extrovertidos, pretende ayudar a las personas a "darse cuenta de que, pese a las diferentes apariencias y maneras de presentarse, la gente es en el fondo muy similar". "Creo que compartimos las mismas preocupaciones y miedos, aunque a veces no lo admitamos. Eso es lo que intento hacer con mis dibujos. Cuando algo es universal, es capaz de decirle algo a toda la humanidad, a todas esas criaturas que en el fondo están un poco angustiadas", asegura en una entrevista para Europa Press, "convencida de ello".

Andersen explica que ya dibujaba cómics desde antes, pero fue en 2011 cuando, un día que estaba "aburrida en el trabajo" se decidió a publicar una de sus tiras en Tumblr. "En ese momento simplemente estaba aburrida y lo subí a Internet. Los primeros cinco recibieron un 'feedback' bastante positivo, así que continué", explica.

Hoy lleva "algo más de 300 viñetas" y ha terminado los dibujos para el tercer volumen, que saldrá publicado próximamente en inglés con el título 'Herding cats' (pastoreando gatos). "Es una expresión americana que quiere decir que estás tratando de hacer algo imposible. Los gatos claramente no se dejarán pastorear", aclara sobre su próximo volumen, aunque reconoce que la traducción a otros idiomas puede resultar complicada.

Según Andersen, la repentina popularidad de sus dibujos le ha permitido dedicarse a algo muy parecido a lo que pensó cuando se matriculó en la escuela de ilustración en EEUU. "Lo que era seguro era que iba a terminar dibujando algo", bromea, aunque señala que en un principio pensó que se iba a dedicar a ilustrar libros infantiles o a dibujar para una revista tipo 'lifestyle'.

Se ríe cuando le preguntan cómo se le ocurre a un introvertido triunfar exponiendo sus pensamientos y miedos. "Al principio fue difícil, las primeras veces que tuve que hablar en público estaba por dentro pensando que me iba a desmayar, pero ahora he ido a tantos eventos y giras que en algún momento me acostumbré. Así que hay esperanza para todos", bromea.

De hecho, explica que al haber crecido en un lugar como Connecticut (EEUU), un lugar "con una forma de vida muy extrovertida, muy llena de vida" "ha estado luchando toda su vida" con su propia introversión.

Para ella, la difusión de sus dibujos le ha brindado la posibilidad de conocer las reacciones de las personas que le siguen, algo que para ella ha sido "muy importante". "He recibido [feedback] y para mí ha sido muy importante ver sus reacciones. Había una historia en el segundo libro que mucha gente me dijo que les hizo llorar. Es sobre sentir que tu mundo nunca termina de encajar por que estás como muy volcado hacia dentro. Para muchos es importante que alguien hable de sus experiencias, ver esas experiencias como halagadoras", indica.

'CRECER ES UN MITO'

Uno de los mensajes que transmite la autora con más insistencia, y que es el que abordó en su primer libro, 'Crecer es un mito', consiste precisamente en aceptar las propias limitaciones y dejar de lado la presión por alcanzar el ideal de ser "adulto" y "tenerlo todo controlado".

"Mis veintipocos fueron más caóticos de lo que esperaba que fueran. Hubo un tiempo en el que pensaba que las cosas se iban a estabilizar, pero luego me di cuenta de que eso no iba a pasar. Llegué a la conclusión de que, de todas formas, la estabilidad es una ilusión. Creo que muchos de los adultos trabajan con esa pose de que tienen las cosas controladas, pero no las tienen. Es imposible", explica.

Por ello, critica "esa forma de educar a los niños que consiste en decirle que 'ya lo entenderán cuando sean mayores" y cree "saludable" darse cuenta de que ser adulto "es un mito". "Para mí ha sido bueno aceptar parte del caos y no estar intentando constantemente arreglarlo --indica--. Siempre he tomado un camino diferente, durante toda mi vida, y ya he aceptado que las cosas no se van a parecer a como me dijeron de debían ser. Me va bien, me ha dado más flexibilidad".

Aún así, aunque tiene claro que el personaje de sus viñetas no va a "crecer", sí confiesa que se ha dado cuenta de que tanto el "tono" como los "temas" que trata en sus dibujos han ido evolucionando conforme ella ha ido madurando.

"Me he dado cuenta de que, con el tiempo, hay menos comparación en los cómics. En los primeros era como: 'otras chicas son perfectas y en cambio yo...'. Ahora hay menos de eso y menos de esa animosidad hacia la humanidad. En el primer libro hay mucho de 'odio ir al colegio, odio ver gente, odio a todo el mundo'. Creo que ahora escribo más sobre sentir afecto por los amigos, se ha enfriado un poco el odio a la humanidad y la comparación constante con otras mujeres. Es algo que claramente también ha pasado en mi vida. Supongo que se está volviendo menos cínica", reconoce sobre su personaje.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies