OBK: "En España es todo un logro que un grupo de música electrónica cumpla 25 años"

JORDI SÁNCHEZ DE OBK
OBK
Actualizado 08/12/2016 11:13:01 CET

MADRID, 8 Dic. (EUROPA PRESS - David Gallardo) -

OBK celebra sus 25 años de carrera musical con el lanzamiento de su primer disco en directo, grabado el pasado mes de agosto en El Plaza Condesa de ciudad de México, donde el grupo liderado por Jordi Sánchez realizó un profuso repaso a su obra, con clásicos como 'Historias de amor', 'El cielo no entiende', 'La princesa de mis sueños' y 'Tú sigue así', entre otras muchas.

"Este es el primer disco en directo de OBK en una bonita cifra para celebrar", apunta a Europa Press el vocalista y compositor Jordi Sánchez, quien añade que tras tanto tiempo de andadura, "ya no es cuestión de hablar de ventas o números uno", sino que se trata de ser consciente de que "no es nada fácil haber llegado a 25 años".

Y recalca, echando la vista atrás: "Hemos sido coherentes desde el primer momento, hemos aprendido sobre la marcha con las ganas de dar lo mejor y eso está todo reflejado en este directo. Te puede gustar más o menos, pero hemos sido muy fieles con lo que nos propusimos y estamos aquí por y para la música. El de OBK es un legado muy bonito".

Sobre la elección de México como lugar para la grabación, Sánchez explica que desde hace un lustro está trabajando por ese mercado que le "apetece y en el que está todo por hacer". Para él es, además, "una puerta abierta a la esperanza para poder seguir creciendo como artista" en una zona del mundo donde la gente se buscaba la vida para tener los discos de OBK "de importación".

"UNA CARRERA MUY ARTESANAL"

Sánchez destaca que la historia de OBK es "muy personal y bonita", y no duda al afirmar que "en España es un logro que un grupo de música electrónica cumpla 25 años". Y plantea que siempre ha sentido el "cariño" de los fans, aunqueel grupo no ha sido "nunca muy mediático y habido quizás un cierto desinterés por saber lo que aportábamos, aún siendo número 1".

"El secreto del éxito y la trayectoria de OBK es el trabajo y las canciones, pero si no hay un público que vaya a verte y que espere lo que haces, no vale de nada. Estoy muy orgulloso de que haya sido una carrera muy artesanal desde el principio, nunca he hecho las cosas por que estuvieran de moda, porque eso sería fallarse a uno mismo y a la gente", reflexiona.

Sí que reivindica, en cualquier caso, el papel de OBK como una especie de "visionarios" que apostaban por un género que "era muy complicado en España". "Hay más música electrónica ahora que cuando empezamos", recalca, para luego confesar cierta "sensación de que parece que no has hecho nada", cuando en realidad han sido "de los mayores embajadores para normalizar la música electrónica a nivel popular". "Y con grandes éxitos", apostilla.

También concede Sánchez que ha cambiado todo mucho a todos los niveles, y recuerda que él empezó "con casetes y vinilos" en una época en la que su música podía sonar en las radios: "Ahora estamos en las nuevas tecnologías y ya no sonamos en la radio. Por eso cuesta mucho para un grupo como OBK hacerse notar y valer, porque estamos en un mundo muy inmediato, al que trato de adaptarme trabajando y con canciones".

ILUSIÓN POR EL FUTURO

Tras reconocer que el peor momento de estos 25 años fue la salida del grupo de su compañero Miguel Ángel Arjona en 2012, Sánchez reitera su compromiso y afirma que tiene "ganas de seguir haciendo las cosas con cariño y que la gente valore lo que ha intentado hacer OBK durante todo este tiempo".

Entre sus planes de futuro está, claro, la publicación de otro disco con material inédito para continuar con ese camino de la banda ya en pleno siglo XXI, en un momento en el que "las producciones de música electrónica son alucinantes y hay muchas maravillas en internet que nadie va a conocer nunca".

"Eso también me satura, yo he sido siempre de seguir grupos, pero ahora te pierdes con todo lo que hay", confiesa, al tiempo que señala que "en la electrónica ha habido un avance muy importante en los últimos años, con gente muy buena haciendo grandes éxitos, como David Guetta, Calvin Harris, Avicii o Martin Garrix", por citar algunos ejemplos.

En todo se fija Jordi Sánchez para, después, sentado ante su piano, componer las canciones que necesariamente seguirán siendo las que marque la vereda por la que transitará OBK en los próximos años. "Tengo ganas de seguir haciendo cosas como OBK, es mi sueño desde los 15 años", sentencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies