El Teatro Real despide el 2017 y recibe el Nuevo Año con la función para niños 'Mi madre la oca' de Maurice Ravel

MI MADRE LA OCA
TEATRO REAL
Publicado 26/12/2017 12:41:50CET

MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Teatro Real despedirá el 2017 y recibirá el nuevo año 2018 con la función para niños 'Mi madre la oca' de Maurice Ravel que se ofrecerá, siempre a las 12.00 horas, los días 29 y 30 de diciembre y los días 2, 3 y 4 de enero en la Sala Principal, según ha comunicado la institución.

El espectáculo de El Real Junior, pensado para toda la familia, contará con Fernando Palacios como responsable de la narración y el guión, basado en el original del compositor francés. La dirección musical correrá a cargo de Carlos Chamorro, quien estará al frente de la Orquesta Titular del Teatro Real y el grupo vocal Siyahambas. Las ilustraciones han sido diseñadas por Iban Barrenetxea, con animación de Iñaki García e iluminación de Lía Alves.

Según el Teatro Real, esta fantasía musical fue compuesta por Maurice Ravel para los hijos del escultor Cyprian Godebski, a cuya familia se sentía muy unido, y con los que solía jugar frecuentemente. Para ello, buscó la inspiración en algunos cuentos de la literatura francesa como 'La bella durmiente del bosque' y 'Pulgarcito', de Charles Perrault; 'Serpentino verde', de Madame Marie-Catherine d'Aulnoy y 'La Bella y la Bestia', de Madame Leprince de Beaumont.

Además, durante la función y a modo de prólogo, la melodía 'Pavana para una infanta difunta' que el compositor dedicó a su mecenas, Winnaretta Singer, acompañará a las palabras del narrador. La melodía finalizará con dos fragmentos extraídos de otra obra del francés, 'La tumba de Couperin'. A modo de cierre, el público descubrirá las sorpresas de 'Los cuentos al revés' y la historia de 'Un sueño muy pesado'.

Según la institución, la figura de Mamá Oca encarna a una mujer adulta, generalmente de campo, que cuenta historias y poemas para los niños. Así, Ravel, emulando esta figura, recrea algunos momentos de los cuentos infantiles como cuando se duerme la Bella, cuando los pájaros se llevan las migas que ha dejado Pulgarcito, cuando Feuchilla se baña o cuando la Bestia se convierte en príncipe.