Izagirre se hace con su primera Klasika Primavera de Amorebieta

 

Izagirre se hace con su primera Klasika Primavera de Amorebieta

Gorka Izagirre Klasika Primavera Amorebieta
PHOTO GOMEZ SPORT
Publicado 09/04/2017 15:50:52CET

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ciclista vasco Gorka Izagirre (Movistar) ha conseguido ganar en solitario su primera Klasika Primavera de Amorebieta, que se disputó este domingo y que constituyó la tercera victoria de Movistar en esta semana de las dos clásicas vascas, tras la victoria en Arrate y en el general de la Vuelta al País Vasco.

El guipuzcoano se marchó con un grupo de siete ciclistas más en la primera subida de la ronda, de 171,5 kilómetros de duración con salida y llegada en la localidad vizcaína de Amorebieta. Entre los ocho, lograron abrir un hueco de un minuto con el pelotón y se acompañaron, dosificando los esfuerzos, durante gran parte del último tramo de la clásica. Sin embargo, Izagirre dio un golpe sobre la mesa en la última bajada del día, y dejó atrás a sus compañeros de viaje.

El de Movistar forjó su victoria con un ataque a 14 kilómetros del final, abriendo una brecha importante en unos primeros momentos de indecisión por parte de los escapados. Izagirre fue incrementando la ventaja, que llegó a situarse en los 17 segundos a falta de cuatro kilómetros para el final y, con ese colchón, venció con autoridad la carrera.

Con un tiempo de 4 horas, 1 minuto y 43 segundos, llegó primero, a seis segundos del resto de escapados, cuyo grupo fue encabezado por el colombiano Wilmar Paredes (Manzana Postobón), que acabó segundo, y el portugués Rui Vinhas (W52-FC Porto), que se conformó con el tercer escalón del podio. El pelotón, tras una gran labor de los equipos Caja Rural y Sporting-Tavira, intentó cazar a los escapados, aunque terminó entrando 21 segundos por detrás del vencedor.

Esta es la tercera vez consecutiva que Movistar se hace con esta clásica primaveral, tras haberlo logrado con Giovanni Visconti en 2015 y con José Herrada en 2016. Además, supone la primera victoria para el guipuzcoano desde el año 2014, cuando ganó la Prueba Villafranca, también ante sus paisanos.

En declaraciones cedidas por su equipo, el flamante vencedor admitió que había sufrido mucho al final y que creyó que no iba a llegar hasta la meta, y se alegró de haber logrado el título al fin, tras un segundo y un tercer puesto en anteriores participaciones. "Aunque a algunos que tenemos cerca parece que les resulta sencillo, para el resto es muy difícil ganar. Yo llevaba tres años sin hacerlo y, por eso, este triunfo me llena de alegría", expresó.

También comentó que no tenía "muy buenas sensaciones hoy", sobre todo a raíz del primer ascenso a Muniketa. "La escapada tenía buen nivel, con casi todos los equipos representados. Después de la última subida, llevábamos muy poca diferencia, me he lanzado un poco para abajo y cuando he visto que tenía hueco, ya no he mirado para atrás", concluyó el ciclista español.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies