Múnich, hogar dulce hogar

El Real Madrid gana en Múnich
REUTERS
Actualizado 26/04/2018 0:11:29 CET

El Real Madrid gana en Baviera por tercera vez consecutiva y se acerca a la final

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Real Madrid dio un paso importante para jugar la final de la Liga de Campeones tras imponerse al Bayern de Múnich (1-2) en la ida de semifinales gracias a los goles de Marcelo y Marco Asensio, que sirvieron para voltear el tanto inicial de Kimmich, y acercar al vigente campeón de Europa a la pelea por su tercer entorchado consecutivo.

Los de Zidane compraron medio billete para Kiev. Y lo hicieron ganando en uno de sus estadios favoritos: el Allianz Arena. Mucho han cambiado las cosas para los merengues, cuyas visitas a Baviera siempre eran duras y dolorosas. Este miércoles, por tercera vez consecutiva (2014, 2017 y 2018), el Real Madrid se autoimpuso la corona.

Lo hizo en uno de los campos más exigentes de Europa y después de empezar perdiendo ante la versión más ofensiva del Bayern. El veterano
Jupp Heynckes puso toda la carne en el asador y se decidió por los cinco jugadores más ofensivos, aunque pronto se rompió su apuesta con la lesión de Robben, dejando a Ribery como principal estilete.

El francés fue el mejor de un Bayern que gozó de buenas ocasiones al comienzo. Los germanos pidieron penalti a los cuatro minutos en una posible mano de Carvajal y se adelantaron a la media hora con un disparo de Kimmich desde el costado derecho. El balón filtrado por James, que hizo un notable partido ante sus excompañeros, lo aprovechó a la perfección el carrilero muniqués.

Sobre todo porque su decisión fue pegar el cuero al palo corto y confundió a Navas, que esperaba un centro a todas luces. Fue entonces el mejor momento del campeón alemán, perdonando incluso el segundo gol de la noche en un mal control de Ribery. El internacional francés estaba solo para embocar al portero blanco desde el corazón del área.

Sin embargo, y después de merecer más el Bayern llegó el oportunismo del campeón de Europa después de que Marcelo añadiese más logros a su carrera como mejor lateral del Real Madrid y no solo en la última década. Incluso para muchos ya ha derribado el mito que dejó Roberto Carlos. No solo por su corrección en defensa, sino por su capacidad en ataque.

El brasileño la enganchó desde fuera del área y batió a Ullreich ajustando el punto de mira a la base del poste. El gol fue una 'vida extra' para los madridistas, que se encontraron con el 1-1 cuando lo más justo hubiese sido una renta superior para los de casa. Un empate que hizo reaccionar a Zidane en el segundo asalto para ganar más control en el medio.

El poderío de Thiago Alcántara hizo sufrir a la sala de máquinas del Real Madrid, algo desubicada sin la presencia de otro jugador de banda que ayudase en la confección o apareciese para dar apoyos a Cristiano, que jugó de '9' puro y tuvo poca participación. De hecho, el portugués terminó sin marcar después de 12 partidos consecutivos haciéndolo.

En la segunda parte, el ideario muniqués mantuvo las mismas constantes aunque tuviese enfrente a Marco Asensio, que sustituyó al lesionado Isco. El talento mallorquín, el duende balear, el jugador más desequilibrante -y más joven- del 'Viejo Continente' fue quién marcó el 1-2 después de otra nueva intentonta de los locales. Sobre todo en un remate que nunca llegó de Muller.

LUCAS ASISTE A ASENSIO EN EL SEGUNDO

Fue el momento de la confusión tras un error de Rafinha que aprovechó Lucas Vázquez. El gallego le sirvió en bandeja el balón a su compañero y éste, después de levantar la cabeza como hacen los buenos, la posó en el fondo de las mallas ante la incredulidad del meta alemán. El tanto daba una victoria a los blancos, que tiraron de su habitual sello en 'Champions'.

La imagen, la marca de un equipo que es el más peligroso de esta competición aunque dé la sensación de estar muerto. De hecho, es ahí cuando el doce veces campeón de Europa saca los colmillos. Para añadir más sudor al trabajo del Real Madrid destacaron las labores de Lucas como lateral derecho tras la lesión de Carvajal y las dos paradas de Navas en la segunda mitad para enjugar su error en el 1-0.

El 'tico' fue vital para frenar a Ribery y también a Lewandowski, más desaparecido que de costumbre. Benzema, que dio refresco en la parte final del choque, pudo haber marcado el tercero en una gran acción personal, pero nada cambió y el Real Madrid defenderá el 1-2 en el Bernabéu el próximo martes.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: BAYERN MÚNICH, 1 - REAL MADRID, 2. (1-1 al descanso).

--ALINEACIONES.

BAYERN MÚNICH: Ullreich; Kimmich, Boateng (Suele, min.34), Hummels, Rafinha; Javi Martínez (Tolisso, min.75), James; Robben (Thiago, min.8), Muller, Lewandowski y Ribéry.

REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal (Benzema, min.67), Ramos, Varane, Marcelo; Modric, Casemiro (Kovacic, min.83), Kroos, Isco (Asensio, min.46); Cristiano Ronaldo y Benzema.

--GOLES:

1 - 0, min.28, Kimmich.

1 - 1, min.44, Marcelo.

1 - 2, min.57, Asensio.

--ÁRBITRO: Bjorn Kuipers (HOL). Amonestó con tarjeta amarilla a Ribery (min.52) y Thiago (min.89) en el Bayern y a Casemiro (min.78) en el Real Madrid.

--ESTADIO: Allianz Arena. 70.000 espectadores.