Fútbol.- Las Peñas del Rayo lamentan "la persecución" que sufre la afición por parte de la actual directiva

Actualizado 01/03/2013 18:42:04 CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Peñas del Rayo Vallecano lamentó este viernes "la persecución" que dice estar sufriendo la afición rayista desde "la entrada en el club de la actual directiva", encabezada por su presidente Raúl Martín Presa.

Los peñistas, a través de un comunicado de su presidente Ángel Domínguez, 'Gelo', responde tras lo que considera "lamentables hechos acaecidos" de esta semana por la detención y posterior puesta en libertad de 13 aficionados del conjunto franjirrojo, uno de ellos el propio dirigente de la Peñas, "por falta de pruebas" a las acusaciones de Martín Presa, que había denunciado supuestas amenazas a su persona.

"Consideramos que las detenciones de los 13 aficionados del club se enmarcan en la actual política de persecución que la afición rayista está teniendo que soportar desde la entrada en el club de la actual directiva. En esta ocasión, la detención se ha personalizado en el presidente de las Peñas del Rayo Vallecano, 'Gelo', así como en los miembros de la Plataforma de la AD Rayo Vallecano, actual oposición a los gestores, como por ejemplo el responsable de los viajes de la afición, Francisco Javier Ferreiro", indica la nota, donde se deja claro que el presidente de las Peñas rayistas "ha intentado defender en todo momento los intereses de los abonados".

Para la Federación de Peñas, esta persecución "tiene como finalidad eliminar cualquier voz discrepante con la actual directiva, y acallar así a los miembros de la afición rayista que no están de acuerdo con la forma de gestionar el club", recalcando que la actual directiva, "incapaz de generar ingresos, ha tomado unas decisiones que perjudican seriamente a los aficionados proponiendo unas subidas abusivas de los abonos".

Además, apuntan que este incremento se une "a la falta de sensibilidad hacia la actual crisis y al cada vez menor poder adquisitivo de la población de Vallecas" y "la cada vez más lamentable situación" en la que se encuentra el estadio vallecano "por el total abandono del mismo".

En relación a las acusaciones, los peñistas creen que la directiva "ha quedado en evidencia una vez más" a raíz del comunicado que emitió el pasado martes en el que negaba la interposición de denuncias y el cruce de acusaciones con la Delegación de Gobierno, "causando un daño irreparable a la imagen de un club con más de 88 años de historia".

"Todas las acusaciones han sido desestimadas por el juez, ya que no se concretan en hechos delictivos, sino que se tratan de manifestaciones de discrepancia con la dirección del club. Respecto a las gravísimas acusaciones de daños en suministro eléctrico y pertenencia a organización criminal, no existe ningún tipo de indicio. Respecto a la solicitud de orden de alejamiento a la Junta Directiva y al estadio, el auto dictamina que no procede. En conclusión, 13 abonados rayistas han estado privados de libertad durante más de 48 horas por discrepar con la dirección del club", añade al respecto.

EXIGEN LA DIMISIÓN DE LA JUNTA.

Así, la Federación de Peñas del conjunto madrileña asegura que los dirigentes de la entidad han creado "un precedente histórico, siendo la primera en denunciar a sus aficionados" y desea que "se aclare cómo han querido mezclar al grupo 'Bukaneros' en esta demanda con acusaciones gravísimas de 'pertenencia a banda criminal' y sembrar el alarmismo social y la confusión en la opinión pública".

"Desde esta Federación siempre hemos tenido la mejor disposición para colaborar con la directiva con el fin de conseguir un club mejor, ante lo que la directiva ha respondido con un veto al presidente de la Federación de Peñas desde el mes de septiembre, señalándole como responsable del corte de luz (producido las horas previas al partido ante el Real Madrid), pese a que la investigación policial no ha visto implicación y la posterior demanda por daños del Rayo no ha sido atendida por el juez instructor", prosigue el comunicado.

De este modo, los peñistas comunican "la ruptura total de las relaciones con los actuales gestores del club", exigiendo la "dimisión" de la Junta Directiva, "al entender que quien denuncia a su afición de unos actos tan graves sin fundamento jurídico alguno no tiene legitimidad, ni autoridad moral para seguir llevando las riendas de este club", sentencia la entidad, que mantiene su confianza "en la actuación de la justicia".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies