Jémez: "El vestuario parece un velatorio"

Contador
Paco Jémez, entrenador de Las Palmas
UD LAS PALMAS
Publicado 13/01/2018 17:21:40CET

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El entrenador de la UD Las Palmas, Paco Jémez, ha asegurado que su vestuario parecía un "velatorio", después de la dura derrota que han cosechado frente al Girona (6-0), y pidió disculpas, depurando responsabilidades en su figura, ya que entiende que es más "demérito" suyo que de sus jugadores.

"Pedimos disculpas, hemos hecho ver lo que sucede en el vestuario, que no parece un vestuario, parece un velatorio. Gente llorando, gente que le importa mucho lo que está pasando, gente que ha pasado vergüenza, como lo he pasado yo. Debo decirle a la afición que vamos a seguir adelante, vamos a seguir peleando, que necesitamos su ayuda", confesó Jémez en rueda de prensa.

Después de la goleada ante el cuadro albirrojo, que les hunde más en la tabla de LaLiga Santander, el entrenador canario ha restado responsabilidades a sus jugadores y ha optado por centrar las críticas en su figura. "Al buscar una cosa, no solo no la hemos encontrado, sino que hemos encontrado otra distinta", advirtió.

"Quiero que entiendan que hoy, este resultado es el que es por más por demérito mío que por demérito de los jugadores, es decir, les he hecho jugar de una manera para la que, a lo mejor, todavía no están preparados. Es un hecho que, si hubiéramos jugado de otra manera, no habríamos encajado tantos goles y no es tanto responsabilidad de ellos como mía", insistió.

Jémez tuvo tiempo de analizar lo que fue el partido de los suyos. "Es significativo que, después del segundo gol, la capacidad mental del equipo para aguantar es limitada. Después del gol de penalti estuvimos mucho mejor en el campo, fue nuestra mejor fase en el campo. Sin embargo, ya con el 2-0, el equipo se derrumba porque ya ve que levantar el partido está muy lejos, que incluso el empate, en nuestra situación no nos vale de mucho", manifestó.

"Hoy yo tengo que asumir mis responsabilidades por encima de la de los jugadores, ellos están jodidos, llorando en el vestuario. Eso es señal de que nos importa mucho lo que hacemos, y a mejorar, ver todos nuestros errores, centrarnos en el partido que viene, nos queda toda una vuelta por delante y a luchar, a pelear y a sufrir", finalizó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies