Messi lleva al Barça al triunfo en el Trofeu Joan Gamper de homenaje a Wembley '92

Messi, Suárez y Arda celebran un gol del Barcelona en el Gamper
FCB
Actualizado 10/08/2016 22:48:36 CET

BARCELONA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El FC Barcelona ha ganado este miércoles el Trofeu Joan Gamper al superar por la mínima a la Sampdoria (3-2) en un partido que homenajeó a Wembley '92, final en la que los blaugranas conquistaron su primera Copa de Europa ante los italianos, con un gol de falta directa de Leo Messi que emuló al de Ronald Koeman hace casi 25 años.

El Barça dominó el partido y gozó de buenas jugadas ofensivas en las que demostró tener la puntería afinada, pero de nuevo cometió errores atrás que permitieron a la Sampdoria, sin hacer un buen partido ni llevar el control del mismo, marcar dos goles que hicieron pensar en el 4-0 encajado ante el Liverpool en el anterior amistoso.

Los blaugranas, faltos todavía de ritmo, se llevaron el triunfo y no sufrieron tanto como ante los 'reds', pero esos fallos atrás son la asignatura pendiente de los de Luis Enrique, quien como prometió hizo jugar a todos los jugadores y a los tres porteros. Y, en pleno debate y peticiones de titularidad por parte de Claudio Bravo y Marc-André Ter Stegen, el único en no encajar un gol fue Jordi Masip.

Pero el gran protagonista fue Leo Messi, primero por ser el jugador más aclamado por una afición que ni de lejos llenó en el Camp Nou y, segundo, por sus dos goles y su asistencia a Luis Suárez en el primer gol, de chilena. En su primer gol, el 2-0, controló, encaró y engañó sutilmente a Viviano en el mano a mano antes de empujar el balón a la red en una jugada que él mismo inició.

La efectividad blaugrana era altísima y siguió cuando en el minuto 34 Leo Messi convirtió un golazo de falta directa, lejana, que entró con mucha rosca. Eso sí, de por medio recortó distancia la Sampdoria por vía del colombiano Luis Muriel. Primer disparo de la Sampdoria, en la primera aproximación. Pérdida, en esta ocasión por falta de entendimiento entre Andrés Iniesta e Ivan Rakitic en la frontal del área, que dio lugar a una pared entre Quagliarella y Muriel para que éste marcara.

Dado que en esta temporada, el 20 de mayo de 2017 en concreto, se cumplirán 25 años de aquella gesta del 'Dream Team' de Johan Cruyff, el club ha deparado un Joan Gamper que ha rememorado aquel triunfo con otro en el que, con Leo Messi al mando, el Barça ha seguido poniéndose a punto para la Supercopa de España.

La ida del primer título en juego de esta temporada será el domingo, ante el Sevilla FC en el Ramón Sánchez Pizjuán a las 22.00 horas, y con ese duelo en mente trabajó el técnico blaugrana, Luis Enrique Martínez, quien confeccionó un once inicial que bien podría ser el que juegue dentro de cuatro días en Nervión.

Eso sí, el Trofeu Joan Gamper es una fiesta del barcelonismo que sirve para, entre otras cosas, ver a las caras nuevas y poner a punto a los jugadores. Y así debutaron con la camiseta blaugrana en el Camp Nou las cinco incorporaciones realizadas hasta el momento. Lucas Digne fue titular y quizá el mejor de los nuevos, muy correcto en su carril zurdo y llegando al área con peligro en varias ocasiones.

También debutaron el central Samuel Umtiti, que compartió el eje defensivo con Javier Mascherano, el centrocampista André Gomes y un Denis Suárez que tras pasar por el filial y probar fortuna en Sevilla y Villarreal vuelve para intentar consagrarse en el centro del campo. Entraron en el minuto 60 y tuvieron media hora de debut, algo más que un Sergi Samper que, subido del filial, llega con la intención de quedarse en el primer equipo.

Una buena actuación en global, donde destacó además de Leo Messi el buen estado de forma de Luis Suárez y Arda Turan, quienes aguantaron el partido entero, así como la actitud de Lucas Digne y los nuevos, que parecen dispuestos a hacerse rápido con minutos de importancia en el equipo pese a la alta competencia que tendrán.

Al final del partido hizo el 3-2 definitivo el croata Ante Budimir, que controló con el pecho en el área y fusiló a Marc-André Ter Stegen. Solo sirvió para recortar un marcador que pudo ser bastante más amplio a favor de los blaugranas, que en la segunda parte estrellaron dos balones en los palos. Primero Arda Turan de vaselina y poco después Denis Suárez de potente disparo. Y es que este Barça se fue arriba, siendo claramente ofensivo, a la más mínima.