Valverde: "Vamos a aparcar la crisis de la Liga"

Athletic Bilbao Ernesto Valverde
VASILY FEDOSENKO / REUTERS
Actualizado 03/07/2015 22:46:37 CET

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Athletic Club, Ernesto Valverde, ha asegurado este lunes que deben "aparcar la crisis" de resultados que llevan en la Liga BBVA, en donde suman sólo cuatro puntos de 18 posibles, y centrarse en el partido de la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones ante el BATE Borisov, un equipo que va a "querer resarcirse ante su público" de la derrota sufrida en su estreno en la competición ante el Oporto (6-0).

"A pesar de la crisis, mañana jugamos la 'Champions', todavía no hemos perdido, llevamos tres partidos -con los dos ante el Nápoles de la previa- y estamos contentos de cómo lo estamos haciendo. Vamos a aparcar la crisis para luego retomarla cuando acabe. El partido de mañana es otra cosa, por todo lo que peleamos el año anterior e incluso este año. Vamos a ver si eso nos impulsa", declaró en la rueda de prensa previa al encuentro, en la que reconoció que ganar tendría un efecto "terapéutico".

El preparador rojiblanco señaló las carencias del equipo. "Es cierto que nos cuesta hacer ocasiones, marcamos durante un año seguido en San Mamés y ahora llevamos varios partidos en los que no hemos hecho gol. Si no hemos hecho gol es porque no hemos generado las suficientes ocasiones; no somos un equipo de generar demasiadas, pero sí de cuando marcamos abrumar un poco al rival", indicó.

"Pensamos que tenemos que ser todavía más selectivos, más contundentes, aprovechar mucho más nuestros centros, sobre todo en San Mamés, eso nos hace más fuertes. No estamos muy lejos de cómo hemos venido jugando anteriormente, no estamos jugando rematadamente mal. Estamos jugando con el mismo estilo, de la misma manera, pero faltos de acierto, sobre todo en los últimos pases. Hay que perseverar en ello y, desde luego, no rendirnos", prosiguió.

Valverde, que aseguró que excepto Aketxe y Bustinza "están todos disponibles", describió las claves para hacer frente al conjunto bielorruso. "Debemos tratar de imponer nuestro juego y alimentarnos del juego que sabemos hacer, no sólo por los tres puntos, sino porque necesitamos una buena noticia", subrayó, antes de afirmar que ya tiene "decidido" quién jugará el martes de mediapunta, una posición en la que viene alternando jugadores.

"EL BATE VA A QUERER RESARCIRSE ANTE SU PÚBLICO"

El técnico del conjunto vasco también analizó a su rival de mañana. "El BATE es un equipo que intenta jugar desde atrás, el más fuerte de Bielorrusia, e intenta construir el juego desde su línea defensiva y luego lanza a sus jugadores de delante, como Rodionov y Gordeychuk. Es un equipo que está acostumbrado a llevar la iniciativa del juego", afirmó, antes de destacar a su lateral izquierdo, Filip Mladenovic.

"Lo que más me preocupa del BATE es que viene de encajar una derrota dura en 'Champions' ante el Oporto y va a querer resarcirse ante su público. Es un equipo ordenado, con buenos delanteros y que en esta competición tiene más experiencia que nosotros. Desde luego, no va a ser un rival fácil", añadió el 'Txingurri'.

Sobre el hecho de no haber podido entrenar en el escenario del encuentro reconoció que es "un inconveniente". "No es un problema, porque ya jugamos en muchos campos en los que no entrenamos el día anterior", dijo, y aseguró que prefirió "priorizar la recuperación de los jugadores", ya que viajar hasta el escenario del choque suponía hora y cuarto de viaje de ida y de vuelta.

Además, no se quejó de tener que jugar cada tres días. "Es bueno para quitarte rápido las malas sensaciones si has perdido, pero jugar semana a semana nos viene mejor. Pero ante la 'Champions', es mejor jugar entre semana", explicó.

Como tampoco se mostró excesivamente molesto por los horarios impuestos a su equipo. "No me quiero comparar con los demás. Estamos teniendo algún inconveniente porque hay partidos que nos vienen excesivamente justos. Por ejemplo, vamos a jugar un partido el domingo contra el Sevilla jugando un miércoles, y podíamos hacerlo el sábado. No está bien que nos quejemos, es una cuestión que nos viene dada y no responde a criterios deportivos. No pondríamos el Eibar a las diez de la noche. Es así y lo aceptamos. No queremos peleas en el patio del colegio", aseveró.

Por otra parte, Valverde descartó que los problemas del equipo pasen por la marcha de Ander Herrera al Manchester United. "Nosotros no podemos vivir del pasado, ni de los jugadores que estaban antes; tenemos que solucionar las cosas con los que estamos ahora", analizó.

Por último, sobre las críticas al cuadro bilbaíno, espera poder cambiarlas. "Cuando ganas todo está muy bien y cuando pierdes todo está muy mal. Tenemos que separar las cosas que pensamos que van por el buen camino y las que tenemos que cambiar", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies