Iker Martínez: "Llega el momento de la verdad donde hay que dar el 'do de pecho', sacar el talento y ganar"

Iker Martinez Team Telefonica Volvo Ocean Race
MARÍA MUIÑA
Actualizado 11/05/2012 19:54:20 CET

"Cuando las cosas se complican todo el mundo intenta tirar hacia delante y cuando perdimos millas nos daba mucha rabia e hicimos lo que pudimos"

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El patrón español del 'Telefónica', Iker Martínez, ha reconocido que a pesar de haber terminado cuartos en la sexta etapa de la Vuelta al Mundo a vela por detrás del 'Groupama', su máximo perseguidor en la clasificación general, están "en una situación privilegiada" aunque tiene claro que en esta regata oceánica todo puede pasar y no pueden fiarse.

"El resultado de esta etapa no es bueno para nosotros, eso no lo podemos negar. También es verdad que, si quieres ser positivo, podría haber sido mucho peor ya que hubo un momento en el que la situación era caótica y 'Groupama' podía haber ganado la etapa y nosotros quedar cuartos también y hubiésemos podido perder el liderato de la regata. Eso sí que hubiese sido un golpe muy duro", confesaba el 'skipper' vasco un día después de haber cruzado la línea de meta de Miami.

"EL EQUIPO ES BUENO Y EL BARCO TAMBIÉN, TENEMOS MUCHAS OPCIONES".

Por eso, el campeón olímpico reconoce que "hay que ser realistas". "Cualquier cosa puede ocurrir, pero seguimos liderando, el equipo es bueno y el barco también y tenemos muchas opciones. De hecho, estamos donde a todos les gustaría estar, que es delante y con algunos puntos de ventaja. Sin duda alguna es una situación privilegiada en la que estamos", subrayó.

De esta forma y liderando la general de la VOR, Iker Martínez cree que "ahora llega el momento de apretar" en el tramo final y para conseguir la victoria final. "Llega el momento de la verdad. Es como cuando en unos Juegos Olímpicos llega la última regata y hay que ganarla para ganar el oro y ahí hay que dar el 'do de pecho', sacar el talento y hay que ganar, a rematar. Ahora estamos llegando a ese momento, la regata llega a su fin y hay que salir y hay que ganar a los demás. No hay nada más", avisó el español.

Respecto a cómo ha vivido el 'ESP-1' esta etapa, el español, que aspira a ser el abanderado olímpico en la cita de este verano, expuso sus sensaciones. "Esta etapa se caracterizó por las zonas de calmas que probablemente nos mantuvieron durante mucho tiempo frente a la pantalla de la mesa de navegación en un intento por sortearlas y preverlas lo mejor posible", sostuvo.

Sin embargo, el momento crítico de esta etapa fue cuando cedieron tiempo con el dúo de cabeza. "Cuando las cosas se torcieron de todo en nuestra cabeza estaba intentar no perder esa posición con 'Groupama'. Fue doloroso, pero el plan funcionó realmente bien. Pasamos a pelear un día y medio prácticamente viéndonos en todo momento, y seguimos intentando el pasarles por un lado o por otro, intentado seguir teniendo oportunidades o crearlas oportunidades", señaló sobre su mano a mano con los de Franck Cammas.

Unos momentos duros a bordo del 'ESP-1'. "Cuando pierdes muchas millas no es un sentimiento agradable. Obviamente la gente no estaba contenta, pero tenemos un equipo que en ese sentido es muy bueno: cuando las cosas se complican todo el mundo intenta tirar hacia delante y cuando perdimos tantas millas con los de cabeza y vivimos la situación con los franceses, nos daba mucha rabia, pero nuestra cabeza estaba puesta en intentar ganar una plaza que era muy importante e hicimos lo que pudimos", señaló sobre cómo lo vivió la tripulación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies