El fútbol, el hockey y el waterpolo compensaron el recordado 'Angolazo'

España pierde con Angola en los Juegos de Barcelona 92
LIGA ENDESA
Publicado 23/07/2017 17:56:09CET

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992 supusieron un éxito para el deporte español, ganador de 22 medallas, 13 de oro, pero también dejaron algún descalabro, sobre todo refrendado en la actuación del equipo de baloncesto masculino y el recordado 'Angolazo', palabra ya grabada en la historia negra del deporte nacional.

En un torneo de baloncesto de mucho nivel, con la aparición estelar del primer y original 'Dream Team' con míticas figuras de la NBA como Michael Jordan, Larry Bird o 'Magic' Johnson, o nuevos combinados como la Croacia de Drazen Petrovic y Toni Kukoc, finalmente subcampeón ante las estrellas estadounidenses, o la Lituania de Arvydas Sabonis, bronce, España no dio la talla y firmó una actuación sonrojante.

La selección del sempiterno Antonio Díaz Miguel aspiraba a repetir la hazaña de la plata de Los Angeles'84, pero ni siquiera pudo acercarse a pelear por el podio y quedó condenada a evitar la última plaza después de una fase de grupos donde sólo pudo ganar uno de sus cinco encuentros ante la potente Brasil de Oscar Schmidt.

El combinado nacional venía de ser bronce continental un año antes y había aumentado las esperanzas de que, con el apoyo del público, pudiese meterse en la lucha por las medallas, aunque el grupo era muy duro con los Estados Unidos, Croacia y Brasil como principales rivales. Sin embargo todo se torció al inicio por una huelga de jugadores por la aceptación de la ACB de un tercer extranjero y las lesiones de jugadores claves como Ferrán Martínez y Antonio Martín. El liderazgo recaía sobre Epi, plata en 1984, Jordi Villacampa, Alberto Herreros, Rafa Jofresa, Andrés Jiménez o Chechu Biriukov, pero las cosas empeoraron desde el principio.

El debut era asequible contra Alemania, pero el 'NBA' Detlef Schrempf lideró a los germanos y España encajó una dura e inesperada derrota por 74-83 que complicaba un camino que se empinó menos con la victoria 101-100 ante Brasil. Ante Croacia, los españoles mostraron mucho mejor nivel, pero cayeron por 79-88 y el pase a los cuartos se iba a jugar contra la modesta Angola.

Se antojaba sencilla la victoria, pero ese 31 de julio de 1992 quedó en la retina del deporte español para siempre. La presión pudo con los de Díaz Miguel que al descanso ya se complicaban las cosas con una ajustada derrota por 36-37. El paso por vestuarios debía de mejorar el juego, pero sucedió todo lo contrario y España estuvo más de 13 minutos sin anotar.

Angola no perdonó y, apoyado en Coincençao, autor de 22 puntos, no desperdició su oportunidad de acaparar portadas deportivas. Al final, derrota apabullante por 20 puntos (63-83) y la condena para los españoles, que también cayeron ante el 'Dream Team' en su último partido de la primera fase, de tener que pelear por evitar no quedar últimos.

Tras ganar a Venezuela, el destino quiso que los angoleños fuesen de nuevo el rival a batir por finalizar novenos. En esta ocasión, la victoria fue para los anfitriones por un ajustado 78-75 en el último encuentro de una figura del baloncesto nacional como Epi y marcado por una gran bronca final. Fue el fin de la 'era Díaz Miguel', pero no el comienzo de los éxitos y, de hecho, años después, se repitió la historia ante China en el Mundial de 1994 y la no presencia en los Juegos de Atlanta de 1996.

Este borrón del baloncesto fue 'compensado' en parte por los éxitos de otros equipos. Así, el fútbol, con muchas figuras, no falló y se llevó el oro como hiciesen las 'chicas de oro' del hockey sobre hierba, un éxito más sorprendente.

La selección española de fútbol se presentaba como una de las grandes figuras. Vicente Miera, seleccionador nacional, tenía un elenco de figuras a su disposición ya consagradas en Primera como Pep Guardiola, Luis Enrique, Kiko Narváez, Alfonso Pérez, Roberto Solozábal, Abelardo Fernández o Toni Jiménez. Con esos mimbres, España llegó hasta la disputa al oro.

El combinado nacional superó sin problemas su fase de grupos, al amparo del por entonces Luis Casanova de Valencia, y pasó a cuartos invicta y sin encajar tras ganar a Colombia (4-0), Egipto (2-0) y Catar (2-0). En el primer cruce decisivo, otra aspirante como Italia y un gol de Kiko dio el pase a las semifinales, donde los tantos de Abelardo y Berges sentenciaron ante la poderosa Ghana.

En la gran final, disputada un 8 de agosto en el Camp Nou, esperaba Polonia. El recorrido del torneo hacía presagia un triunfo sencillo, pero un tanto al borde del descanso de Kowalczyk, luego jugador del Betis, complicó las cosas. España reaccionó en la segunda mitad y los tantos de Abelardo y de Quico, como ponía su camiseta, dieron la vuelta al marcador.

Sin embargo, los polacos empataron el encuentro por medio de Staniek y llevaron la tensión al Camp Nou cuando restaba un cuarto de hora. Todo parecía abocado a la prórroga, cuando un saque de esquina terminó con un balón 'muerto' que Kiko no perdonó para desatar la euforia en el feudo azulgrana y en el palco donde estaban los Reyes, Juan Antonio Samaranch o Pascual Maragall.

El otro oro por equipos era menos esperado y llegó por medio de las chicas del hockey sobre hierba, que en Barcelona'92 competían por primera vez en unos Juegos, pero que habían sido quintas en el Mundial del año anterior, lo que hacía soñar con hacer algo 'grande'.

José Brasa, seleccionador nacional, se centró en diseñar una preparación con todo tipo de retos y desafíos, sobre todo en el aspecto físico, para que el equipo llegase listo a la gran cita. En un torneo muy corto y sin apenas margen de fallo, España estuvo a la altura y demostró haber conformado un bloque de mucho nivel y con la confianza necesaria para creerse que podría ganar el oro.

Sólo ocho equipos competían, repartidos en dos grupos de cuatro combinados, con los dos primeros pasando a las semifinales. España pasó como segunda tras empatar contra Alemania y derrotar a la potente Australia y a Canadá. En semifinales, esperaba Corea del Sur, a la que batió por 2-1 tras una prórroga.

En la final tocaba volver a medirse con las alemanas. Era 7 de agosto y España comenzó adelantándose en el marcador por medio de Mari Carmen Barea, aunque Alemania empató poco después (Hentschel). El choque llegó a la prórroga y ahí, Eli Maragall, metió acertadamente el 'stick' para dar a España el primer oro olímpico de un equipo femenino.

El triplete por equipos podría haberse culminado con el waterpolo, pero Italia se cruzó en la final y dejó sin la gloria a un equipo que luego se convertiría en una de las grandes potencias de este deporte. Sin duda, pese a ser una plata, fue una de las medallas más dolorosas de aquellos Juegos.

El equipo español, liderado por Manel Estiarte, era uno de los grandes favoritos para el metal dorado y se plantó en las semifinales tras liderar su grupo, cediendo sólo un empate ante, curiosamente, los italianos (9-9). En las semifinales, victoria ajustada contra los Estados Unidos y pase a la final.

Ahí, ante 15.000 espectadores que abarrotaban la piscina Bernat Picornell, la competitiva y dura Italia evitó la fiesta, justo horas antes de que se celebrase la Ceremonia de Clausura. En una final recordada como, quizás, la mejor hasta ahora de este deporte, y decidida, tras tres prórrogas, por un 8-9 a favor de los italianos y los españoles, superados quizás por la presión y el ambiente, sumidos en un dolor que no olvidaron hasta Atlanta'96 y el preciado oro.

El resto de selecciones que participaron no pudieron alcanzar el podio pero todas ellas lograron diploma olímpico, con decepción también para el balonmano masculino que se quedó fuera de la lucha por las medallas tras perder en el grupo ante la Francia que empezaría a sembrar su actual dominio. Al final, quinto puesto como el baloncesto femenino, mismo que el hockey sobre hierba masculino, mientras que el balonmano femenino fue séptimo y los combinados de voleibol fueron octavos.

Javier Tebas

Javier Tebas

Presidente de LaLiga

14/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies