El apoyo ciudadano a las ONGD en España creció con la crisis económica

Actualizado 14/02/2017 10:53:11 CET
Ayuda en Acción, cooperación en Ecuador, pobreza, menores, desarrollo
EUROPA PRESS

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Más de 2,4 millones de personas contribuyen de alguna manera al trabajo que realizan las ONGD, un 20% más que en 2008, y 20.000 de ellas realizan voluntariado, según el informe anual de la Coordinadora de ONG de Desarrollo de España presentado este martes.

El trabajo expone con datos de 2014/2015 la situación de las 76 ONG que integran la Coordinadora y de sus 17 Coordinadoras Autonómicas con una fotografía de situación en la que destaca que "la solidaridad ciudadana que está por encima de los compromisos políticos con la cooperación".

En este sentido, revela que los fondos privados obtenidos en 2015 por las ONGD ascendieron a casi 300 millones de euros, mientras desde las administraciones públicas las contribuciones a estas entidades no superaron los 200 millones en el mismo periodo, cuando los fondos públicos se quedaron en el nivel más bajo en una década.

"Hacer frente a una realidad mundial en la que afrontamos múltiples y complejas crisis, exige políticas que garanticen los derechos de las personas y del planeta. En este sentido, la cooperación es parte esencial de la solución y, por tanto, debe ser fortalecida", destaca el presidente de la CONGDE, Andrés Rodríguez.

El informe indica que en total, unas 8.400 personas trabajan en las ONG de Desarrollo, el 60,5% en países en los que se desarrollan los proyectos y un 39,5% en España. El informe explica que el sector "ha sufrido un importante impacto en estos años de recortes y crisis" con la pérdida de 2.440 empleos en España entre 2008 y 2013 de los que hasta la fecha, se ha recuperado un millar.

Respecto al ámbito de actuación, las entidades de la CONGDE desarrollan más de 3.600 proyectos en 105 países de los cinco continentes; sobre todo en América Latina y África, con impacto sobre más de 35,7 millones de personas. Las principales áreas de trabajo son aquellas relacionadas con género, derechos humanos, educación y salud aunque hay múltiples líneas, como agricultura.

"Los datos del informe no dejan lugar a dudas. La solidaridad ciudadana está por delante de los compromisos políticos. Unos datos que, además, vienen reforzados por el último Eurobarómetro en el que se muestra que el 93% de la población española apoya la cooperación. La administración pública tiene la obligación de estar a la altura de su ciudadanía y aumentar los fondos de acuerdo a los enormes retos que como humanidad enfrentamos", dice la Coordinadora.

Destaca desde esta perspectiva al voluntariado como "pieza clave", pues ha aumentado un 7% desde el año 2008 hasta alcanzar a 20.000 personas, lo que a juicio de la CONGDE, "demuestra que el compromiso ciudadano se ha fortalecido en un tiempo en el que los problemas globales se han agudizado".

"España ha de ser capaz de estar a la altura de la solidaridad de su ciudadanía. Si pretende ser un actor internacional relevante que contribuya a remover las estructuras económicas, sociales y políticas que perpetúan la pobreza, la desigualdad y la injusticia dentro y fuera de nuestras fronteras, debería apostarse con valentía por la política de cooperación", dice la Coordinadora.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies