Haidar rechaza la oferta marroquí

Haidar
Reuters
Actualizado 02/12/2009 19:51:30 CET

La eurodiputada socialista Iratxe García, que la visitó en Lanzarote, cree que la propuesta pone "piedras en el camino"

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La activista saharaui Aminetu Haidar considera inaceptable la oferta hecha pública este miércoles por las autoridades marroquíes de concederle un pasaporte que le permita volver a El Aaiún si declara que es marroquí de nacionalidad y pide perdón a Mohamed VI.

Así lo relató a Europa Press la eurodiputada socialista española Iratxe García, que la visitó esta tarde en el aeropuerto de Lanzarote. Haidar lleva allí 17 días en huelga de hambre para reclamar que se le permita regresar al Sáhara Occidental, de donde fue expulsada el día 14 por agentes marroquíes que le confiscaron su pasaporte marroquí.

Para García, el anuncio hecho hoy por el cónsul marroquí en Las Palmas, Abderrahman Leibek, "lo que hace es poner piedras en el camino" y "entorpecer la búsqueda de una solución" al problema de Haidar.

CARTA A LA PRESIDENCIA SUECA DE LA UE

No obstante, la eurodiputada confió en que el Gobierno de Marruecos pueda llegar a flexibilizar su posición si se "aúnan esfuerzos". En ese sentido, reveló que un grupo de eurodiputados ya envió la semana pasada una carta expresando su preocupación por Haidar a la ministra sueca de Asuntos Europeos, Cecilia Malström, cuyo Gobierno ocupa la presidencia de turno de la UE.

Los socialistas españoles quieren pedir además a la Comisión Europea que "tome cartas en el asunto" y hable con Marruecos, y se sume así a los esfuerzos del Gobierno español y a los que también se han pedido a la ONU.

En su opinión, el caso de Haidar está tomando magnitud y relevancia internacional, y eso ha hecho que Marruecos esté adoptando actitudes defensivas como el cierre de filas de todos los partidos marroquíes en una reunión que tuvo lugar ayer con el rey Mohamed VI y de la que dio cuenta hoy la agencia oficial marroquí MAP.

En su visita a Haidar, la eurodiputada transmitió su solidaridad a la activista saharaui, escuchó sus posiciones y, además de comunicarle las gestiones que se están haciendo en el ámbito europeo, le reiteró el empeño del Gobierno español en lograr una solución. El Ejecutivo español le ha planteado además las posibilidades de obtener estatuto de refugiada o un pasaporte español.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies