Casi 2.500 escolares han participado este curso en actividades en el Parque de Los Toruños de la Bahía de Cádiz

El delegado de Fomento y la delegada de Eduación de la Junta en Cádiz
JUNTA
Publicado 17/05/2018 17:10:57CET

CÁDIZ, 17 May. (EUROPA PRESS) -

Un total de 2.454 escolares han participado desde principios de curso en las actividades organizadas para los colegios en el Parque Metropolitano Marisma de Los Toruños y Pinar de la Algaida, uno de los servicios que se ofrecen para el uso y disfrute de este espacio natural ubicado en pleno Parque Natural de la Bahía de Cádiz y gestionado por la Consejería de Fomento y Vivienda, a través de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA).

Según informa la Junta en una nota, las cifras podrían incrementarse considerablemente a final recurso, dado que es en mayo y junio cuando se registra mayor actividad y más presencia de escolares en el parque. En el curso 2016-2017 durante esos dos meses visitaron Los Toruños 2.349 niños de diversos centros escolares y este año se espera superar estas cantidades, dada las numerosas reservas de colegios de la provincia y de otras procedencias que se vienen produciendo.

El delegado de Fomento y Vivienda de la Junta en Cádiz, Federico Fernández y la delegada territorial de Educación, Remedios Palma, acompañados por el alcalde de El Puerto de Santa María, David de la Encina, han coincidido este jueves con un grupo del IES 'La Algaida' y se han interesado por las actividades que han concertado en el parque. Los alumnos, tras realizar una caminata entre la entrada por el campus universitario y el puente de madera que cruza el río San Pedro, se han desplazado hasta la Casa de Los Toruños para iniciar sus correspondientes actividades que, en esta ocasión han sido kayak y bicicleta.

Los representantes de la Junta se han interesado por los detalles del programa y han comprobado el desarrollo del mismo, la infraestructura del parque para ello y la implicación de los escolares en las actividades.

"Resulta muy satisfactorio ver cómo este recurso natural que tan a la mano tenemos muchos gaditanos es visitado por tantos ciudadanos de las proximidades y compartido por alumnos de colegios de diversa procedencia para su desarrollo físico y su formación", ha destacado Fernández, quien también ha asegurado que "el creciente flujo de colegios al parque exige a las delegaciones de Fomento y Vivienda y Educación un redoble de esfuerzos".

En este sentido, ha comunicado la puesta en marcha, para el próximo curso, de una campaña financiada por la Junta para tratar de que ningún centro se quede sin visitar Los Toruños y participar en sus actividades por falta de recursos económicos.

Asimismo, el delegado ha anunciado la celebración, el día 9 de junio, de una jornada de puertas abiertas para que el profesorado y sus familiares conozcan "las enormes posibilidades del parque y redunde en la campaña del curso que viene, con la que queremos que el parque sea referente en Andalucía".

"Queremos que el Parque de Los Toruños sea un lugar de convivencia, de formación en valores, de aplicación de conocimientos prácticos adquiridos en las aulas, de observación y desarrollo de destrezas y de educación medioambiental, entre otros objetivos", ha continuado.

"Ese es el sentido de nuestra presencia hoy en el parque, conocer la oferta actual e intentar ampliarla con iniciativas conjuntas distintas o complementarias a las que existen y que posibiliten el uso y disfrute del parque por más colegios y más miembros de la comunidad escolar", ha abundado Fernández.

Por su parte, la delegada de Educación ha manifestado que "es necesario, a través del diseño curricular de los centros educativos, introducir este privilegiado entorno para conocer el entorno donde nos movemos".

"Entendemos que los contenidos no solo se desarrollan en la clase, sino que cualquier espacio desprende enseñanzas y éste es un lugar extraordinario para el desarrollo de actividades muy diversas; desde deportivas a aprendizaje del ecosistema", ha profundizado.

Para Palma, el balance de visitas "da cuenta de la importancia que el parque está tomando como recurso educativo, entre los centros de la provincia, de hecho, estamos trabajando en la creación de materiales didácticos o en la formación del profesorado para difundir sus bondades de este singular paraje".

Del total de escolares que han visitado el parque, 570 alumnos, un 24,8 por ciento procedían de otras provincias andaluzas, e incluso de Extremadura y Castilla-La Mancha, así como un grupo de intercambio de otro país. Estos datos animan a las delegaciones de Fomento y Vivienda y Educación a trabajar para que Los Toruños sea un referente para los colegios de Andalucía.

ACTIVIDADES

Las actividades escolares vienen de la mano de Puerto Campamentos, una empresa especializada en ocio y tiempo libre que ofrece programas adaptados a todos los niveles educativos, desde Infantil hasta el último ciclo de Secundaria y Bachillerato.

Para edades tempranas se organizan actividades de ocio combinadas con talleres de manualidades de temática ambiental en el centro de visitantes y un paseo en ten eléctrico, mientras que para niveles de primaria se oferta en actividades de aventura (rocódromo, tiro con arco, etcétera) que, en la mayoría de los casos, se complementan con un itinerario guiado por el parque o una yincana que se realiza en patinete todoterreno.

A los ciclos de Secundaria se destinan las actividades de mayor carga física, con recorridos en bicicleta y la realización de actividades náuticas en el río San Pedro, bien en kayak o en 'paddle surf'.

Las visitas de escolares se caracterizan por el desarrollo de actividades deportivas en las que se da a conocer y se interpreta la naturaleza --el paisaje de la marisma y sus funciones, la dinámica de la playa, la idoneidad de un pinar para dar cobijo y alimento a los animales, las adaptaciones de la flora, etcétera--.

Mientras los alumnos conocen su entorno natural, se conciencian y sensibilizan sobre cuestiones muy presentes en su día a día, en casa y en el centro escolar como son la gestión de residuos o el consumo responsable, entre otros. El contacto con la naturaleza les hace adquirir valores y habilidades que perdurarán en ellos toda la vida.